Algunas teorías de que el mundo se va acabar, pornografía anticapitalista y el eterno artista adolescente

1

¿Quién es realmente Stewart Home?

ste
Fuente de la imagen: http://www.alphadecay.org/autor/stewart-home

Yo también fui joven y ahora, en la madurez, advierto que he aprendido mucho más de mis propios errores que de cualquier consejo que me ofrecieran mis mayores. Esto, por supuesto, tiene que ver con mi testaruda negativa a escuchar, tanto como con los erróneos consejos que recibí. Entre las cosas que más me irritaban mientras me hacía mayor figuraban las amenazas camufladas de halagos, siempre formuladas en forma de sagaces consejos. Durante mi adolescencia, el estribillo constante que esos dioses con pies de barro me dirigieron era que, siendo yo una persona inteligente, progresaría en la vida si pasaba por el aro. En las mentes de esos césares de serrín, la inteligencia era la habilidad para entender que quienes no se inclinan ante el Gran Dios de la Autoridad son los que peor parados salen al mundo “adulto”. Crecí en un momento en que había empleo en abundancia y el hecho de que a la edad de 17 ya reivindicara felizmente el bienestar se convirtió para mis antiguos profesores en una clara ilustración del destino de quienes rechazan seguir imperativos. Perplejos por completo frente al tedio de sus aburridas vidas, semejantes bufones imaginaban en vano que podrían condenarme, al carecer yo de sus humildes ambiciones ni desear un trabajo estable. Me interesaban más proyectos grandiosos, como acabar con el capitalismo, y de ese modo, transformar la vida de este planeta en algo que de verdad mereciese la pena.

Memphis Underground, Stewart Home (Alpha Decay, 2012), páginas 127-128. Traducción de Antonio J. Rodríguez.

II

Una temporada en el Infierno de Memphis

III

Cómo acabar con el arte

Memphis Underground
Portada de Memphis Underground (Alpha Decay, 2012) Fuente: http://www.alphadecay.org/autor/stewart-home

Ya os he hablado varias veces sobre este libro al que he vuelto durante estos días: Memphis Underground, de Stewart Home. (Aquí en este mismo blog y aquí para la Revista Offtopic). Pero nunca había investigado sobre el mensaje político, económico y social de este libro. ¿Qué es exactamente el neoísmo? ¿El plagiarismo? ¿El avant-garde más radical? ¿Una nueva forma de entender la cultura? ¿Un conjunto de nostálgicos artistas venidos del Mayo del 68 y del situacionismo comunista? 

Cuando terminé de releer el libro, me adentré en varios textos y manifiestos de la corriente que quiere acabar con el arte y el artista. En esta página podréis encontrar toda la información sobre el ideal neoísta y sus teórias y métodos. A mí me ha puesto los pelos de punta. La idea principal de su pensamiento consiste en nada menos que acabar con el capitalismo, tal y como atestigua Stewart Home en el párrafo de más arriba de este mismo post. Un anarquismo de tipo cultural, contra la identidad del individuo dentro de una sociedad, una serie de ataques contra los grandes medios de comunicación y poder que en su día resultaron exitosos, seudónimos únicos para todo un grupo de artistas (Karen Eliot, Luther Blisset), y sobre todo, muchas ganas de joder al poder establecido. 

Todo elllo me recuerda a diversos movimientos libertarios que han ido surgiendo durante todos estos años de democracia bajo el orden occidental de países industrialiazados capitalistas. Podríamos empezar desde los movimietos por la liberación sexual y el rechazo a un estado paternalista que bien podría encajar bajo el movimiento hippie. Su avance en Francia con el situacionismo y el Mayo del 68 (Guy Debord, Raoul Vanegeim), con un corte mucho más activo políticamente, sentando sus bases en el compromiso con sectores de una izquierda reformada y nueva. Los grandes movimientos socioculturales en Reino Unido que evolucionaron desde esos mismos ideales situacionistas (los punks, teddy boys, mods, rockers o ravers), el neoísmo de la década de los 90 con Stewart Home (aunque al final saliera de los grupos neoístas),  y ahora y de una forma más notoria porque lo hemos vivido, el movimiento 15 M o de democracia real. 

IV

Psiquiatras y falos en clave dialéctica, además de pornografía

-Quisiera probar algunas asociaciones de palabras –anunció el doctor-. Cada vez que diga una palabra, quiero que responda lo primero que le venga a la mente.

-Vale.

-Padre.

-Bajo Fender Precission.

-Madre.

-Cu-cú.

-Hermano.

-Amplificador Vox AC30.

-Hermana.

-Combo HH de cien vatios.

-Abuelo.

-Vinacho.

-Abuela.

-Bomberos. (…)

(…)

-Hijo.

-Guitarra Fender Strat.

-Hija.

-Eerie Billy Haddock.

-Pene.

-Verga, rabo, pistola sexual, pistola de agua, picha, señor Venas, músculo del amor, cachiporra del amor, mástil del amor, polla, cipote, tranca, pija, chorra, minga, carne, bate de cricket, mango, manivela, manubrio, pomo, protuberancia, percha, bulto, carne entumecida, willy, palo de follar, méntula, príapo, arpón ardiente, rompehímenes, arma, lanza, pica, jabalina, dardo, herramienta, barra, tallo, serpiente-de-pantalón-con-un-solo-ojo, culebra, víbora, morcilla, salchicha, perrito caliente, periscopio, falo, estaca, rifle, tubérculo, petaculos, émbolo, dedo sin uña, tótem, hijo, preñacoños, factoría de niños, aguja, alfiler, púa, brocheta, cimbel, personal, varita mágica, cola, dígito rígido, extremidad, apéndice, accesorio, antena, cremoso, tipo duro, tipo grande, trotamundos, amigo fiel, amo de la diversión, marinerito, asta, sexo, muñón, manguera, martillo neumático, taladro, destornillador, órgano…

-Suficiente, veo que está obsesionado con el tema.

-Pero no he terminado.

-Es suficiente.

-Cara de haba.

-Es suficiente.

-Pinocho miente.

-¿Alguna vez ha sufrido abusos sexuales?

-Garrote.

-¿Alguna vez ha sufrido abusos sexuales?

-Longaniza.

-¿Alguna vez ha sufrido abusos sexuales?

-Depende de qué considere abuso.

-¿Cuántos años tenía cuando mantuvo su primera relación sexual con otro ser humano?

-Seis.

-¿Seis?

-Sí, seis años.

-Cuénteme.

-Bueno, había una mujer, la señorita Smith, que vivía en mi calle. No tenía hijos y solía cuidar de mí después del colegio. Me llevaba a su dormitorio. Se quitaba las bragas y se subía la falda hasta la cintura; luego me ponía la cabeza en el arbusto y me hacía chupárselo.

-¿Y qué sintió cuando le hacía eso?

-Era aburrido. Hubiese preferido ver la televisión.

(…)

Memphis Underground, Stewart Home (Alpha Decay, 2012), páginas 385-386. Traducción de Antonio J. Rodríguez.

V

El mundo se va a acabar, lo he visto en la televisión

IMG_20130520_202237

Como hemos ido viendo, el mundo y las sociedades llevan pidiendo ya desde el siglo pasado un cambio a toda esta conducta que reparte el sistema imperante. ¿Si la moto que nos venden día a día con eso del derecho de libertad de expresión y de elección en un estado ideal democrático, está rota? ¿Si no existe?

Me gustaría saber y localizar el origen de ese malestar social y general. ¿Qué es el capitalismo? ¿Qué es el dinero? ¿Y la publicidad? ¿Y la democracia? ¿Y quién es el Che Guevara? ¿Y Fidel Castro? ¿Y qué pasó con la URSS y con la Guerra Fría? ¿Y el american way of life? ¿Y el individuo dentro de una jaula, citando a Pizarnik? ¿Y las personas aisladas socialmente? ¿Y el estado de derecho? ¿Y la vivienda digna? ¿Y eso de que el mundo se va acabar? ¿Y dónde quedaron las personas libres? ¿Lo sabios budistas? ¿Los místicos de la Edad Media? ¿Cayó el muro de Berlín o lo volvieron a edificar en torno a nuestro pensamiento y maneras de vivir? Todo el mundo se llena la boca con estos conceptos pero aquí nadie habla claro y, mucho menos, dice lo que de verdad tiene que decir. 

VI

La teoría de la deriva

image (46)

El balcón del apartamento de Rob McGlynn direccionado hacia el oeste, en una duodécima planta, era el mejor sitio que conocía para contemplar la belleza de la contaminación de Londres (brechas eléctricas en el cielo que oscurece). Caminé de Royal Hill a la estación de Greenwich, donde pillé el DLR de vuelta a Bank. Tomé la línea negra hasta Old Street, luego me monté en un autobús. No buscaba nada, solo seguir en movimiento. Había vivido mis breves periodos de inestabilidad, pero durante la mayor parte de mi vida tuve una casa a la que volver cuando me apeteciese, a pesar de lo cual nunca sentí ninguna estabilidad. Me gustaba ir a la deriva, lo que no ha de confundirse con el amor por la aventura. Encontraba cada vez más difícil diferenciar Londres de Basilea, Zúrich de Hamburgo, Mainz de Berlín. La vida real estaba en cualquier parte.

Memphis Underground, Stewart Home (Alpha Decay, 2012), páginas 383-384. Traducción de Antonio J. Rodríguez.

VII

EPÍLOGO: Un nuevo artista adolescente

Es muy difícil encontrar una teoría válida que halle la solución a todo este matojo de conceptos e ideas, ya que los ciudadanos libres tenemos un espacio muy estrecho de acción. Ante toda la confusión que el poder ejerce en plato frío sobre las sociedades e individuos, lo único que podemos hacer, en mi opinión, es devolvérsela con la misma jugada. Nada es blanco ni negro, o si lo es, está cambiando continuamente (como diría Heráclito). Es por ello que, en mi opinión, un hombre solo es libre cuando se libera de sus ideas y complejos. Pero no de forma alocada y libertina, sino responsable. Si ayer dije blanco, hoy digo negro. Tomar con descrédito todo lo que nos llega de forma relativa y sin explicar. Dudar de las informaciones oficiales y también de nosotros mismos. Estar al ojo continuamente. Solo así, quizás podamos conseguir enfrentarnos cara a cara al poder. No tomar partido en nada, pero sí en el pensamiento y en la capacidad de duda.

Y una cosa más: emocionarnos con toda la intensidad que pueda albergar nuestro corazón ante los hechos de cada día. Involucionar y volver a la adolescencia, al teen age riot, nunca dejar nuestros sueños en manos de otro, nuestras emociones y lo que nos hace ser lo que somos en la voluntad y creencia general. Ser artistas y, en vez de intentar acabar con el arte, reformarlo, para ser nosotros y nuestra vida el único arte de acceso posible. 

Anuncios

18 formas de baile. 18 formas de odio. 18 formas de aprender a vivir en los días grises.

Estamos viviendo muy rápido. Demasiado rápido.

“La vida se nos va. Y es tan sin sentido eso como seguir viviendo. Si yo no hubiese sabido nunca lo que es vivir un instante de dicha, la vida, el ir viviendo, hubiese tenido algún sentido”. (Chantal Maillard, Filosofía en los días críticos, Diarios 1996-1998, Edición Pre-Textos)

Sin aún reponerme de las visiones e imágenes que acuden a mi mente sobre lo que presencié el Martes 25 de Septiembre en Madrid, tener que volver de nuevo a los engranajes predispuestos de la rutina. De nuevo a la desesperación, esa desesperación típica de un escritor de la que nos hablaba tan bien Enrique Vila-Matas. Tengo un poemario ya en camino (solo falta la edición, portada, estética y todas esas mierdas), la novela mejor no hablar de ella, creo que ella me pudo a mí y no la supe controlar. De todos modos cualquier día le vuelvo a echar el gancho.

Escuchando el Álbum Lulú (2011) de Loutallica (Lou Reed & Metallica). Un álbum imposible de escuchar entero. Con ganas de que llegue el paraíso de “Junior Dad”.

Estoy leyendo la literatura, las obras, los ensayos, la filosofía, el mundo de una escritora llamada Chantal Maillard. Mola. Es curioso que todavía queden negacionistas éticos en este siglo. Muy a lo Schopenhauer. Sin quitar los poemarios de “Hilos” o “Hainuwele”. Me queda “Matar a Platón”. A ver si lo consigo.

Estamos viviendo demasiado deprisa.

Sin tiempo. Ni comer, ni beber… fumar sí.

Simplemente girar la cabeza. Constantemente.

Ha llegado el frío. Tiene el rostro de la enfermedad. Pronto caeré enfermo. Fumo demasiado.

NOT FUTURE FOR US.

Jódete y baila.

DANCE, DANCE, DANCE, DANCE TO THE RADIO!!!

He vuelto con el maestro Panero. Como siempre, en todas las épocas del año sobre las que comienza a caer el frío. Es decir otoño. Es decir invierno. Es decir siempre.

“Que el ladrido de un perro en el aire convoca

a no abrir sino una boca

en el aire del blanco horror.

Qué es el aire sino un temblor

que a la rosa convoca, al aire

en que no estamos los dos”.

Leopoldo María Panero, Nueve poemas a una mujer que hizo de su nombre lluvia. 

Fuente de la imagen: Película “Sid & Nancy” http://www.primercorte.com.mx/2011/sid-y-nancy-sid-and-nancy/

15 canciones de un 15M.

Estos días recientes en España se ha celebrado y vuelto a lo que un año atrás surgió: el movimiento indignado. Las amplias concentraciones y manifestaciones en todo el país han llevado al movimiento a acaparar la atención de los medios y los políticos exigiendo un trabajo digno, más derechos sociales (que en esta época escasean), una democracia al servicio del pueblo y con mayor participación ciudadana, una banca pública y que los bancos no sean rescatados con el dinero de los ciudadanos (“banca rescatada, familia desahuciada”) y para que España no termine vendiéndose a una Unión Europea esclava de una Alemania ebria de dinero.

Una compañera y buena amiga mía de la carrera, Ainhoa Zabaleta, escribió en Dogma96 recientemente una entrada dedicada también a este movimiento. Ella nos dio a conocer películas para el 15M. Como lo mío es la música, seguiré el ejemplo de mi compañera y os dejo 15 canciones de un 15M. Espero que os gusten y ya sabéis, a salir a las calles. Nosotros, los ciudadanos, hemos sido los que han llevado a España a ser lo es, no ellos, los políticos y sus economías, que la han llevado a esta crisis tan dura que todos padecemos.  Nosotros somos España, no nuestros representantes, a los que solo les interesa enriquecerse.

1. Ciudadano A- Iván Ferreiro. Ninguna canción podría resumir mejor la situación española de hoy. Una canción que fue compuesta en lo que fue el 11-S y la guerra de Irak en 2001, donde se vio el verdadero carácter imperialista de nuestros gobernantes, que ahí fueron los niñatos del PP. Es escucharla e inevitablemente los pelos del brazo se erizan.

2. Cómo hacer crac- Nacho Vegas. Una canción inspirada totalmente en los movimientos del 15M. Tanto, que la canción incluye el ruido de las manifestaciones. Un miedo asola toda la canción que vislumbra un futuro lleno de turbulencia nacional.

3. Working Class Hero- John Lennon. Saliendo de nuestras fronteras, nos encontramos a uno de los mayores pacifistas de la historia que nunca hizo una canción tan revolucionaria. Un himno a la clase obrera y al oprimido. La letra es perfecta.

4. The Times They-Are A Changing´- Bob Dylan. Yendo al panorama internacional y dando una vuelta atrás nos encontramos al himno del progresismo.

5. Man In Black- Johny Cash. Siguiendo la línea americana del viejo country, nos encontramos con esta canción de una letra sensacional del prolífico y admirado artista Johny Cash.

6. Children of the Revolution- T-Rex. Una parada en Marc Bolan y su banda. Aparcamos en el nacimiento del glam rock.

7. Society- Eddie Vedder. El líder de Pearl Jam nos deja con una de las canciones más bellas de la historia de la música. Un clamor antisocial.

8. Money- Pink Floyd. Una pequeña parada en la psicodelia de uno de los mejores grupos de la historia.

9. Men of good fortune- Lou Reed. Más que política, es una canción escéptica y realista, un realismo rozando el expresionismo y la crudeza. “Los hijos de los hombres ricos solo piensan en que se mueran sus padres para heredar todo su dinero y mientras los hombres pobres solo gastan el tiempo en beber y llorar en los bares.”

10. London Calling- The Clash. Bien podría ser el himno que cantaría el pueblo cuando ha acabado con el poder que le somete, o mejor, el miedo y la tensión social en una época crítica como la de ahora.

11. Jesus Of Suburbia- Green Day. El himno del punk moderno. Épica en todos sus sentidos.

12- The Rising- Bruce Springsteen and the E Street Band. Una canción esperanzadora y cargada de futuro, después de tanta desesperación. Obama la usó en sus mitines, luego Springsteen se arrepintió de ello.

13. 2+2=5- Radiohead. Orwelliana, enorme. El vídeo es impresionante, no os lo perdáis. Transmite el sentido de todas las ciudades civilizadas y desarrolladas a la perfección. ¿Cuál es el único sentido? La sin-razón, la incoherencia, la deshumanización, la alienación, la mentira, el fraude, el absurdo y la estafa.

14. Deshacer el Mundo- Héroes del Silencio. Volviendo a nuestro país, nos encontramos una canción de rebelión y revolución. Acabar con todo para que germine algo nuevo mejor.

15. Ama, ama, ama y ensancha el alma- Extremoduro. Después de toda esta tormenta de acordes revolucionarios en cuanto a términos políticos y metafísicos, podríamos llegar a una solución. Bien podéis tomar esta canción como las razones y el camino para esa solución. Una solución difícil pero efectiva. La más efectiva de todas. Uno de los mejores poemas que he leído nunca.

Espero que os hayan gustado estas canciones que he recogido y recordad que lo más importante es lo que hay dentro de nosotros, tal y como la última canción dice, no lo que puedan hacer de nosotros. Seguimos en la lucha, ahora más que nunca, por este bello país, para que no sea vendido, por nuestros derechos que tanto costaron a nuestros antepasados conseguir durante largos años de palos, por una justicia real y una democracia subordinada al pueblo y no al dinero.

El mensaje es el de siempre: “¡Indignaos!”