Tres canciones de Crystal Castles traducidas

(Traducciones libres, que no libertinas)

JUVENTUD VIOLENTA

(Violent Youth, by Crystal Castles)

haz que el encaje resalte

bebe, mi niña

y siempre te dejarán de lado

sostén las joyas de tu madre

haz que el encaje resalte

hasta los pómulos

la prevención es la única cura

bésalos a través de ventanas

vomita en tu plato

muéstrate angelical

si para cuando llegue ya estás dormida

rezaré por ti, mi niña

una flor en el fuego

siempre te dejaré de lado

TRAGA

(Tell me what to swallow, by Crystal Castles)

él me lanzó al otro lado del muro

supe que nunca me había hecho daño

papá me ve dormir

he estado rezando por ti en silencio

el amor de papá me hace sentir completa

sin él me siento insegura

la única chica que alguna vez había amado

aquella que huele tan pura

ALICE ENSAYA

 (Alice Practice, by Crystal Castles)

hola:

las cicatrices sanarán pronto

nuestras heces van tierra abajo

mejor que ahogarse en un saco de arpillera

vivo / me llamo alice / muero

los niños no deben jugar con cosas muertas

espuma de cuervos

rasga sus alas

ojos tristes lloran sangre color carmesí

déjalo

está muerto

no se va a mover

las ruedas no girarán

nunca conseguirán dar la vuelta a la cabeza del pajarito

ojos tristes

ojos tristes

como dagas afiladas

nunca caminarás

solo te tambalearás

ojos tristes

mirada críptica

adiós.

Anuncios

Pupilas

Foto: Laura del Castillo
Foto: Laura del Castillo

ATLANTIS TO INTERZONE

Volveré a llorar

volveré a querer tirar la

guitarra           por el balcón

volveré a contar en la oscuridad una a una

todas mis tragedias     y solo los muertos escucharán mi rezo

volveré a construir edificios de silencio

ruinas de devastación

infiernos de agonía

volveré a los cines y a las lágrimas inmortales

volveré al café, a los cigarrillos y

a las cenas en soledad

volveré a asomarme a los tejados

volveré a romper mis

huesos             contra el asfalto

volveré a estar ciego, solo y derrumbado

volveré a los gritos de la ciudad

abriéndose      como un abanico de luces de ámbar girando alrededor

volveré a tu lengua subiendo por mi espina dorsal

volveré al sitio de mi recreo

tan triste como siempre

tan apagado como siempre

tan muerto como siempre

 

así será y así lo hemos aprendido

de generación en generación

durante el resto de mil años

 

así clave la nada sus colmillos

en mis pupilas

Desire, Bob Dylan (1976)

Este es el disco que siempre quiso hacer Cat Stevens, maestro de la música pop oriental. Es un disco que nos remite a cualquier fumadero de opio indio, o a los duros, soleados y pedregosos desiertos de Palestina o quizás también a orillas de los anchos mares orientales donde quedó varada una sirena que por el marinero no fue escuchada.

Me atrevería a decir que es la obra definitiva de Dylan. Es el hijastro de toda la discografía dylaniana. Es el disco vanguardista y diferente de Dylan, aparte de su salto al rock eléctrico conHighway 61.

Aún recuerdo cómo llegué a escuchar este disco. Primero he de decir que es el primer disco de Dylan que escuché, antes que ningún otro. Bueno, más bien, había escuchado alguna cancioncilla folk perteneciente al Freewheelin´ y The Times They Are A Changing, pero de pasada. Pero este disco me adentró en el mundo dylaniano y fue el responsable de la adicción a este artista que todavía conservo. Mi padre me quiso enseñar la música que residía grabada en una cinta que compró por el 78. Cuando escuché los primeros acordes de “Hurricane”, la canción que abre el disco, no me sentía yo. Sentí que ante mi se abría un mundo fabuloso de guitarras, acordes, violines y harmónicas. Quedé impresionado por la fuerza arrolladora de esta máquina incansable justiciera y púgil de más de ocho minutos.

Otra canción que tiene un valor personal añadido, es “Oh Sister”. Preciosa balada flamígera y arrulladora, como una vuelta al nacer y a la infancia, que hace recorrer las calles de uno mismo y te causa pena, pero también esperanza y amor por los lugares de los que vienes y por el que fuiste en un pasado.

Como último apunte de canciones, “Sara” quedará grabada en mi oído y corazón siempre debido a que es la primera canción que oí sonar tocando la guitarra y alzando la voz acompañado por mi banda de rock and roll, Love In Veins. Es una de las canciones que más he escuchado y tocado en toda mi vida y que nunca dejaré de escuchar por más que pase el tiempo. Inmortal canto de amor a las aventuras vividas  con la mujer de su vida, Sara Lowndes.

El resto de las canciones que conforman el disco no son para nada peores. No nos podemos olvidar el toque mexicano al cantar en español “Romance In Durango” o la inmortal y larga “Joey”, sin olvidarnos de la asiática y lamento índico “One More Cup Of Coffee” y los acordes arriesgados y la voz perfecta de “Black Diamond Bay”, entre otras. Enfin, un disco para escuchar de principio a fin, disfrutando de las esencias orientales y musicales que Dylan nos deja.

La gira que siguió al disco fue para muchos críticos la mejor de la carrera de Dylan. “The Rolling Thunder Revue” banda que incluía a figuras no musicales como puede ser el gran  poeta estadounidense beat Allen Ginsberg que daba vueltas por el escenario borracho y colocado, y músicos de la talla de Mick Ronson (conocido por el trabajo con Bowie) o Joan Baez (cantautora favorita de nuestro músico) que acompañaban a Dylan, que salía al escenario con la tez pintada de blanco (a modo payaso, pero un payaso freak, como el estilo del resto de personajes del escenario), y un traje a modo de bata circense. El espectáculo, según recuerdan los afortunados asistentes que lo vieron, fue memorable. Después de dar un par de conciertos, Dylan haría sobre la gira una película, llamada Renaldo and Clara.

Os dejo con el tracklist del disco para que podáis conocer las canciones, lo malo es que Dylan es un artista tan buscado en la red, que los del código de autor han retirado casi al completo sus vídeos de canciones en YouTube, así que no puedo adjuntaros enlace. Aún así si tenéis Spotify, solo tenéis que buscar las canciones.

1. “Hurricane”  (8:33)

2. “Isis”  (6:58)

3. “Mozambique” (3:00)

4. “One More Cup Of Coffee” (Valley Below) (3:43)

5. “Oh, Sister” (4:05)

6. “Joey” (11:05)

7. “Romance in Durango” (5:50)

8. “Black Diamond Bay” (7:30)

9. “Sara” (5:29)