“El parque con el aspecto más triste del mundo”. Tres poemas de Tony O´Neill

Tony_library

ATLANTIC AVENUE LAMENT

            BY TONY O´NEILL

en los días de verano nucleares

cuando llevaba la desesperación pegada a los huesos

así como la sensibilidad, y bebía

en soledad

mientras los turistas bebían

piñas coladas aguadas por 5 dólares

yo te vi;

limpiándote la arena de los pies

bebiendo de la fuente

atándote el cabello, borracho con el sol,

detrás de ti y sin verte la cara

frunciendo el ceño a los hombres de torso desnudo

que enseñan tripa

cicatrices

y tatuajes carcelarios.

por un momento

como el murmullo de un corazón

nuestros ojos se encontraron, y luego se apartaron

en la oscuridad de media tarde

caminé el muelle, yo solo,

con el uniforme gris institucional

de la clínica de metadona

bebiendo licor de malta en una azul

“amamos a nuestros clientes” taza de café

más allá de los antiguos y muertos de hambre hombres pájaro

lamiendo labios finos sobre cangrejos atrapados en jaulas,

haciendo muecas, hombres dulces de espaldas peludas

y mujeres mayores horneando en sillas de jardín

cerca de las optimistas cañas de pescar

y no podría establecer el punto

en el que el cielo se une con el mar

así que me puse a caminar

cada vez más pequeño y más pequeño

regresando al mismo punto

antes de que todo se viniera abajo

perseverando

impaciente por llegar al final

y más y más allá

hacia

la

tristeza.

*Fuente y poema original:  http://upbondageupyours.blogspot.com.es/2006/08/atlantic-avenue-lament.html

¿QUÉ CLASE DE AMOR?

            BY TOM O´NEILL

¿qué clase de amor es éste?

no aparece en los libros

ni en las películas, ni en los poemas

ni en canciones

el flash de Polaroid de mi polla

en tu boca

la vista de un vibrador

enterrado en tu ano, eso

se agarra

en

mi

garganta

caminando por un carril de ladrillo

puesto de setas

las caras de la multitud nos enredan

en tempestades de ansiedad

el sonido de nuestra risa

rebotando en el pavimento como granizo de verano

abre tu ventana, salta

por el balcón, mira

entre las multitudes de la calle Cheshire:

nadie tiene dónde ir

hoy, la ciudad entera se ha parado

y baila nuestra canción

este amor me cala de la carne a los huesos

hace que mi cabello arda

me hace gritar; loco, divertido,

en la noche londinense

tú eres mi Jesús, mi heroína

mi último éxito de rock´n roll

e incendiamos todo, incluyendo el ozono

con ojos profundos, bellos, dilatados.

*Fuente y poema original:  http://www.burningshorepress.com/writerscorner/tonyoneill.php#whatkind

UN CHUTE DE CRACK Y UN MAL LUGAR…

            BY TONY O´NEILL

un piso antes de que llegásemos a la cima

de la torre de hormigón gris estalinista

nos encontramos en la cola

buscando al mismo hombre

para que nos vendiera lactosa de heroína cortada:

me sorprendió el carácter inglés

de todo esto:

formar una cola

para comprar drogas de mierda

atrapado entre un silencioso y musculoso rastafari

y delante de un niño ruso que esnifaba,

quien juró que la mierda estaba debilitándose:

“una mierda de bolsa de diez libras no me pondrá a tono”, suspiró

y me pregunté si su antigua vida

en un estado soviético derrumbado

podría ser peor que esta

estrechón de manos

en una pequeña habitación desamueblada

sumergido de lleno en la paranoia

raquítico, pistolas robadas

antes de ser conducido al interior

de una puerta de metal

y estuvimos fuera

a través de un laberinto de hormigón y

de acero oxidado, el parque con aspecto más triste

del mundo, un zapato infantil abandonado

tirado justo al lado de una rotonda descompuesta

un balanceo con una lata vacía de Cerveza Especial

que subió y viró a la izquierda

los bloques de pisos Dagenham

cortando el cielo nuclear

como dientes deformes, amarillos

de borrachos tirados en bancos

se levanta de sus encías sangrientas, negras

el graznido de un cuervo y la alarma de un coche

lamentándose a través de la noche

como llamado por una oración fúnebre

para los gatos rateros y los ladrones

en un banco

me quedo mirando

mientras Steve prepara dos bolsas

y ahí mismo, en el parque infantil

nos chutamos con el aire húmedo

cercándonos

rodeados de cristales rotos

y vidas rotas

desatascándonos en estas madrigueras de conejo del gobierno

me siento completamente

consciente

de mi lugar:

microscópico

invisible

a la deriva

en un universo de mierda

que se extiende, infinito

como un billón

de viviendas de protección oficial Dagenham

pienso:

Tony…

esta no es forma

de vivir

pero luego pensé en mi padre

encorvado

con la espalda rota

lleno de morfina

y tinta

25 años

en el trabajo

y ellos le dejaron

sin nada

solo dinero, que no duraría

y dolores crónicos

y en el exterior de este parque

las vidas son dictadas por la alarma de los relojes

y las sirenas de vuelta al trabajo:

fichando las entradas

fichando las salidas

ir a trabajar

o acabar muerto

oculto en bolsas abandonadas

la gente pasa más tiempo

con jefes amargados

y adustos, con compañeros de trabajo tan llenos de odio

que aquellos a los que aman

pasaron semanas

en la servidumbre del salario mínimo

en lugar de reírse en bares oscuros

y beber hasta la salida del sol

miro la aguja que tengo en la mano

y me doy cuenta

por Dios,

tal vez lo pillo

después

de todo

*Fuente y poema original:

http://hodmandod6.blogspot.com.es/2006/05/rock-and-hard-place.html

 

 

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s