Dos poemas stendhalianos

Hoy quiero enseñaros dos poemas del fantástico fanzine de poesía “Síndrome de Stendhal”. Llegué a él y a sus autoras tras mi última estancia en Madrid, por pura casualidad y gracias a un recital del todopoderoso Luis García Montero, quien ya con los años y tras muchas lecturas se queda un poco al margen de mi lista de poetas españoles favoritos. “Síndrome de Stendhal” es un fanzine de trece páginas. La poesía que contiene, si se admiten calificaciones, es profunda y arrebatadamente confesional, urbana e imaginativa. Una delicia al paladar, tanto por su entramado visual como por los textos. 

stendhal

Las autoras de los poemas son jovencísimas y se llaman Celia Márquez y Carmen Casanueva. Las ilustraciones del fanzine vienen de la mano de Celia Jiménez (y qué ilustraciones!)  He hecho capturas de pantalla del PDF original para no perder la esencia del fanzine. Por si hay algún ciego he transcrito dos poemas. Si queréis leer el fanzine íntegro podéis descargarlo en un solo clic aquí

VÍNCULOS

(por Celia Márquez)

Te saludo porque eres mi hermano

más allá de mí

esta tierra fría la compartimos

has clavado los ojos en el fondo del arbusto

en el hueco interminable de la alcantarilla

has visto lo que yo también he visto

y eso me parece suficiente

 

estoy caminando despacio

-sé que camino donde no hay nada-

y no se ve nada

solo arroyos plateados

que no son malvados ni buenos por sí solos

solo barcos silenciosos, lobos translúcidos

no negros no blancos

un escenario pasea en ti

intenta describirme los colores

lo has visto / yo lo vi una vez

es suficiente?

porque has visto las sombras grises porque sabes en qué

                                                                       consiste el vacío

allí donde bien y mal no significan nada

porque hemos masticado juntos las páginas del antiguo

                                               testamento según san pablo

porque resucitaste mi imaginación

y volví a la vida

a través de la noche que nunca se acaba

mañana sonará el despertador y esta frase será un juego

 

ahora

procedamos a olvidarlo.

ste

DIAGNÓSTICO

(por Carmen Casanueva)

 

La criatura invisible asida a la piel deletrea mi apellido

conoce a mi padre

conoce a mi madre

desconoce mi olor

presume de ser yo en la noche que tiembla

no lo sabe

no lo quiere saber

recorro un Madrid violado y adherido

las sombras de edificios marchitos

mi ramo de dientes de león

hoy lloraré en la cama

hablaré con mi antepasado

 

veneno azul tiñendo mi dermis

epidermis

corazón

 

órgano bermellón que palmea entusiasmado

                                   clínicamente muerto

                                   mágicamente aliviado.

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s