Colombiana

11745925_10153491105546649_2296514913917686276_n

daniela prado bebe mezcal a orillas del río arzobispo

siempre pensé que era mexicana pero en realidad es colombiana y a mí ya no me importa

su perniciosa manía de escribir versos deprimentes en el metro de Bogotá a altas horas de la noche

ni sus bailes en la oscuridad de su habitación llena de pósters de nirvana

donde acostumbra leer a tao lin y demás figuras literarias emergentes de norteamérica

 

conocí a daniela prado en un chat hablando de méxico

y ahora sé que nunca veré a José Tomás en la Monumental con ella

porque no tengo plata porque soy hijo de proletarios porque escribo poemas malos

que ella a veces lee en internet

cuando se aburre

cuando finge estar en desacuerdo con el mundo

 

a pesar de todo daniela prado confía en que algún día

dejará de ser joven

dejará de escribir poemas tristes a altas horas en el metro

dejará de beber mezcal para concentrarse en otra cosa

como imaginar mundos fuera de este

escribir novelas

o tener una vida sencilla en un apartamento cochambroso de ciudad bolívar

 

daniela prado tiene un corazón de chocolate donde nunca anidará ningún pájaro

al contrario de todos y todas las poetas cursis de nuestra generación

no necesita leer a bukowski para entender la vida

no desea más que lo que tiene y lo que tiene es tan ínfimo que se ha acostumbrado a ello:

un par de cervezas Águila para terminar la noche junto a un buen amigo perdido

un anochecer tranquilo y lúcido en algún tejado del barrio financiero de bogotá

un ticket en el metro que le ayudará a seguir escribiendo poemas

 

daniela prado escribió “big bang” borracha mientras huía de una sorpresiva reunión familiar

dudo mucho de quiénes son los inocentes en sus fiestas de extrarradio

ha aprendido a mirar con los ojos del artesano que fabrica poemas

y devuelve conversaciones telefónicas a través de una cabina en isla providencia a desconocidos

pero todo eso no basta

salvo breves notas de voz a través del facebook

para felicitarme por mi cumpleaños desde la distancia

 

a mil

kilómetros de aquí

al otro lado

del charco

donde

las palmeras

crecen más altas

y los asesinos

viajan en triciclos

11951343_10153693771631649_8441948038834385002_n
Saasha Herrera
Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s