Todos los amantes de Unica Zürn y Hans Bellmer

————

TODOS LOS AMANTES DE UNICA ZÜRN Y HANS BELLMER

 

 

unica zürn no nació en 1916

unica zürn no soportaba bailar

todas las          gentes-cabeza-hueca

quieren bailar con ella

pero ella les escupe y se señala a sí misma con el dedo

llamando la atención de todos

y todo el mundo piensa que está loca

todos excepto hans bellmer

 

hans bellmer

era un apuesto caballero que nunca debió salir de la ciudad

“morirás de tristeza y olvido”

su corazón es una bomba de hidrógeno

alimentada con quinientos mil litros de vodka

escuchaban mahler y a veces parecían felices

solamente cuando parecían felices era cuando realmente eran felices

el resto del tiempo hans miraba los ojos de unica

y hablaban sin necesitar palabras

 

juntos redactaban incontables ensayos contra la sociedad

leían a rimbaud con la misma voz

y creían en la extinción del reino animal

nunca se vieron en la tesitura del suicidio

hasta que llegó su muerte

pero a veces sufrían de temblores nocturnos

y nunca nunca nunca

se decían la verdad el uno al otro

porque la verdad es ese hijo deforme

que espera una eternidad ser concebido

 

hans aplastó

todas las flores del jardín de unica

 

hans y unica

veían las hojas y la oscuridad caer en los parques

y como colofón a su desgracia

murieron enterrados junto con todas sus crueldades

se dieron cuenta

de que el tiempo no es más que un ganso que recita en el balcón

mientras suena la alarma que avisa

de que están fuera del espacio-tiempo

cuando sus dos labios se encuentran

en el mundo que ellos han creado

que ellos han inventado

que ellos han dibujado con tiza y cigarrillos

 

y repiten la palabra “casa” “casa” “casa”

“tú eres mi casa”

“mi casa eres tú”

pero la casa solo era

ese edificio abandonado de luces que parpadean

y se apagan

y allí pasaban las noches:

 

columpiándose

 

enfrentándose a la tormenta

 

mirando el vacío

 

viendo crecer hijos de la nada

 

solo conocidos

 

siempre encontrados

 

nunca en el cielo impactó un cohete

 

algunas cosas duran mucho tiempo

algunas pasiones viven mucho tiempo

 

ninguna muerte dura más de cinco minutos.

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

1993. Periodismo. Literatura. Rock&Roll.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s