El oso pesado que conmigo va / when you sleep / Lou Reed sigue vivo / los Raindogs invadimos la ciudad / las películas de Pasolini solo se ven una vez en la vida a riesgo de graves lesiones morales

1. Muy chic. 

2. Mis canciones favoritas no son mis canciones favoritas son las canciones favoritas de todo el mundo. 

3. Hay una bomba y va a explotar. Aquí, dentro de mi pecho. Me van a tener que amputar la garganta. 

4. Este viernes, 27 de junio va a ser la bomba. La bomba que va a reventar todo. Los RAINDOGS daremos uno más de nuestros recitales. Este será más especial que el resto, ya que estará invadido de música. A las diez de la noche, en la Casa José Zorrilla de Valladolid, no os lo podéis perder. Llevo bastante tiempo preparando este proyecto tanto mental como musicalmente y puede que guste o puede que disguste mucho (sic). Creo que no hay nada más que decir. Estáis todos invitados. 

5. Conseguir que todas las viejas capitalistas que pasan los sesenta años y que van a todos los eventos gratis, esas señoras-topo aburridas, que increpan y discurren sobre el sufrimiento de la lumpen-burguesía y la alta sociedad, hijas del café de las siete de la tarde y la partida, del pensamiento casposo de una sociedad como siempre atrasada por su poca tasa de natalidad y de rumba y salero! y de ganas de pasarlo bien y dejar el sitio a una juventud sin futuro que día a día sale a la calle a buscarse la vida para encontrar el tortazo simultáneo y precoz de la prole más elitista, intelectual y respetable de todo el mundo castellano que viaja en un hispano-suiza con su pedantería y sus ganas de joder. 

6. Mi libro de poemas, La Muerte del Hombre Orquesta, ha sido reseñado por una súper página (blog) divulgadora de la ALT-LIT al otro lado del charco, La Polifonía de la Nada. Gracias Didier, por tus palabras. Aquí podéis leer la reseña. 

7. Sigo pensando mucho en Lou Reed aunque haya pasado ya un tiempo desde su muerte. 

8. No pude estar en el Día de la Música de mi ciudad dando el cante por ahí ya que una enfermedad repentina y grave me ha atacado en los últimos días. Poco a poco me voy recuperando para volver con más fuerza y ganas. 

9. Aprovechando estos días encerrado en casa, me he tragado varias películas del hiperrealismo italiano, Pasolini, Bertolucci… Nunca entendí mucho de cine pero la filmografía de Pasolini me ha impresionado bastante. Por no hablar de sus poemas, uh. Y pronto se verán las consecuencias de ello. 

10. Si hay que recitar un poema, esta semana me quedo con uno de los escritores que más influenciaron a Lou Reed, Delmore Schwartz. Es un poema que, junto al cine de Pasolini y mis altas fiebres, no me ha dejado dormir y he tenido verdaderas pesadillas. Como siempre, la traducción al cargo de uno de mis poetas españoles más admirados, el “Baudelaire español”, Roger Wolfe: 

EL OSO PESADO QUE CONMIGO VA

“el estar consigo del cuerpo”

El oso pesado que conmigo va,
Embadurnado el rostro de una múltiple y variada miel,
Zafio y dando tumbos aquí y allí,
Acaparando cada sitio con su peso,
Ese bruto hambriento y golpeador
Enamorado de los dulces, del sueño y de la ira,
Factótum desquiciado que todo lo deshace,
Que trepa el edificio y patea el balón,
Que en la ciudad del odio boxea con su hermano. 

Junto a mí jadea, ese pesado animal,
Ese oso pesado que conmigo duerme,
Y que dormido aúlla por un mundo hecho de azúcar,
Por un dulzor tan íntimo como el abrazo del agua,
Aúlla en sueños porque la cuerda
Tiembla mostrándole el oscuro abismo que hay debajo.
Este exhibicionista de pomposo andar está aterrado,
Embutido en su traje de gala, reventándole los pantalones,
Y tiembla cuando piensa que su carne tiritante 
Se deshará por fin hasta convertirse en nada.

Este animal del que no puedo escapar conmigo va,
Y me ha seguido desde que el negro útero me sostenía,
Moviéndose conmigo, distorsionándome los gestos,
Una caricatura, una henchida sombra,
El payaso estúpido de los designios de mi ser,
Que ofende y obnubila con su propia oscuridad,
Que alienta oculto en el vientre y en los huesos,
Opaco, demasiado próximo, mi secreto, y aún así desconocido,
Que se yergue para abrazar a ésa a la que amo,
Con la que quisiera caminar, de no estar él tan cerca,
Groseramente la manosea, a pesar de que me bastaría
Tan sólo una palabra para desnudar mi corazón y mostrarme como soy,
Pero él se tambalea, y lo ofusca todo, y exige su alimento,
Bajo su custodia babeante arrastrándome con él,
Entre los cientos de millones de su especie,
Y el desenfreno de la gula en todas partes.

11. Por último, una versión que me encanta de un gran Himno Generacional como es el “When you sleep” de MBV. En realidad el grupito este es una gran imitación de Cat Power, Tori Amos y todas esas cantautoras con las que tomas un Valium y apareces en el planeta de la depresión, pero hay que reconocer que mola demasiado. La verdad, es que “when you sleep”, hagas shoegaze, pop meloso, noise, punk o lo que sea, es una canción que sigue erizando el vello de la piel as time goes by

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

1993. Periodismo. Literatura. Rock&Roll.

Un comentario en “El oso pesado que conmigo va / when you sleep / Lou Reed sigue vivo / los Raindogs invadimos la ciudad / las películas de Pasolini solo se ven una vez en la vida a riesgo de graves lesiones morales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s