Esta máquina vuelve a matar fascistas

Yo y mi colega Marsu, de Octubre Polar, ayer en la Calle Zúñiga de Valladolid
Yo y mi colega Marsu, de Octubre Polar, ayer en la Calle Zúñiga de Valladolid

1. El tiempo que se acaba. 

2. And our time is running out… 

3. Hay un par de buenas noticias. Van a publicarme al papel, junto a más autores, un relato que presenté en el concurso El País de la Gominola. El relato, titulado “Verónica Dice”, lo podéis leer aquí (este relato no es el oficial, el que saldrá ha pasado por varias correcciones). Os iré informando sobre la marcha del libro para quien esté interesado en adquirirlo (no costará demasiado porque saldrá a precio coste, sin ninguna clase de beneficio para los autores). 

4. Ha llegado el verano y huele. 

5. Ayer fue el Día de la Música en Valladolid y alzamos todos los músicos la voz contra esta ciudad represiva del arte. Recuerdo perfectamente la pintada en la guitarra de Woody Guthrie, sí, esa misma que ponía claramente, allá por los años 50 y 60 en América, “la tierra de las posibilidades”: 

Fuente: www.theliberalgunclub.com
Fuente: http://www.theliberalgunclub.com

6. Y qué razón tenía el bueno de Woody, debe ser porque los que prohíben la música en directo se sienten realmente amenazados por semejante máquina de hacer música y se esconden en una Ley de Ruidos de tres al cuarto. Pero che, yo ayer vi a niños bailando al ritmo de los acordes, a parejas dándose emocionados besos con la música de los artistas vallisoletanos de fondo, a amigos cantando a coro abrazados canciones pachangeras y también amigos cantando en silencio y emocionados las mejores baladas, como también buen rollo y gente pasándoselo realmente bien y no perdiendo el tiempo tirados en un bar esperando a que se les subiera el tripi o la cerveza. 

7. A los seres humanos nos gusta lo que es difícil. Nos gusta lo que es difícil de conseguir. Por lo que Valladolid seguirá sonando a pesar de las normativas y las leyes que se saque debajo de la manga el barbas que tenemos de alcalde y su panda de concejaluchos. Por más que prohíban, no pueden prohibir lo que hay dentro de nuestra cabeza, que son las ideas. Y esas ideas son las que conforman al artista de verdad. De esas ideas el artista se sirve y a más que lo maten, no podrá despegarse de ellas. Por lo que aunque lo pongan difícil, seguiremos aquí dando el cante y aguantando el tirón, no nos van a pillar, a propósito de lo que decía una canción ayer. 

8. No os preocupéis que seguiremos “matando fascistas” con nuestra música, haciendo a la gente pasar un buen rato, seguiremos emocionando a las personas y ciudadanos de esta ciudad que vosotros habéis conseguido hacer que me dé ahora tanto asco, con nuestra música y nuestras guitarras, somos invencibles. Como diría Muse de nuevo. 

9. La mejor música para el verano, para el calor y la playa, y los helados, y las madrugadas tirados en la hierba o en los tejados… sin duda el hard rock, así que aquí viene seguido lo que escucharé en estos meses: 

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s