Pequeño Baudelaire

rogerwol

Cuando todo son

malas noticias

o simplemente -y peor-

todo es una gigantesca

ausencia de noticias

hace falta algo 

para sacar fuerzas

de donde no las hay

y seguir con la comedia. 

El teléfono es Dios

que se ha callado.

El buzón se ha transformado

en papelera. 

La gente 

a la que alguna vez

hemos querido

es un recuerdo

que se pudo haber soñado.

Cualquier cosa puede servir

y nada sirve:

la muerte de alguien que nos roce muy cerca. 

Una amenaza de desahucio 

por impago de alquiler.

El diagnóstico de alguna 

enfermedad, si no fatal

entretenida al menos. 

Un ataque

de migraña. 

Un tumulto histérico

en la calle. 

Una vieja 

comiéndose un plátano

en un banco,

bajo la lluvia. 

Lo que sea

menos este asco incoloro

en que se pudre el corazón. 

Bombeando 

por pura incapacidad

para otra cosa

ROGER WOLFE, “TODO, NADA” (DÍAS SIN PAN, Renacimiento 2007)

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

1993. Periodismo. Literatura. Rock&Roll.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s