No importa la lluvia, ni los semáforos en rojo, ni la desesperación al acabar el día, salva los libros y quédate con la magia

Blog

Hoy he tenido un sueño muy hermoso. Bolaño me leía pasajes de sus “Detectives” al oído. Eran pasajes inéditos, me aseguraba en el sueño. Pasajes no publicados. Luego dicen que si me tomo enserio esto de la literatura. Para entonces respondo que más que una afición roza ya la enfermedad. Al final espero que esa “enfermedad” literaria sirva de algo, si no, ¿cuál es el motivo de mis largas noches de lectura y escritura constante? 

Y sí, creo firmemente que los escritores (los de verdad, che) están un tanto tarados de la cabeza, al menos se pasan la vida sufriendo esa enfermedad literaria. Y esa enfermedad es lo que les hizo sentarse a escribir y no dejarlo a pesar de los fracasos y las oportunidades vencidas. Lo vuelvo a decir: espero que me sirva a mí de algo eso de leer libros e inventar historias/escribir poemas. 

No estoy hablando de enriquecerme, si no llegar a transportar al público eso, que por ejemplo, Bolaño transportaba en sus libros. Está muy dicho, pero me da igual la fama o el dinero. Yo lo que quiero es emocionar a la gente. Sin más. 

La literatura al fin y al cabo no solo se reduce a unos libros, a unos autores, a unas frases, a unos diálogos o a la métrica racional de los sentimientos. La literatura es mucho más que eso. Me he dado más cuenta de ello cuando he tenido ese extraño y bonito sueño. El que os he descrito al principio. Y me ha dado por pensar, vaya usted a saber, cuántas preguntas sin respuesta en mi cabeza, pasando a la velocidad de las cosas, como diría Fresán. 

Me ha dado por pensar y preguntarme que quizás el origen de la escritura, al margen de la imaginación, bien podría ser todos los libros que hemos leído y se quedan en la mente, como por ejemplo, “Los Detectives Salvajes” de Bolaño, en referencia al mismo tema y autor. El origen de mi escritura constante y continua a pesar de la negativa de las editoriales, de mi poca fama en los círculos literarios o los concursos en los que no aparecía mi nombre entre los galardonados, esa fe inquebrantable que mantengo con los libros y la escritura, viene dada por un extraño hechizo. 

Puede que ser, me ha dado por pensar, lo vuelvo a repetir, que un libro sea una conexión íntima más allá de lo emocional y confesional de su contenido, con el autor que lo escribió. Y como en mi sueño, ese autor habla y vive para siempre. La literatura, como podría decir Enrique Vila-Matas, no se acaba nunca. Y puede que ese ímpetu de agarrar un folio en blanco y un bolígrafo y ponerme a escribir, venga dada por la necesidad de ese autor desaparecido que nunca jamás volverá a escribir libros físicos. Puede que sea una especie de mensajero. 

Como si Bolaño me estuviera dictando en sueños páginas que nadie ha leído y que muy posiblemente se dejó en el tintero. Y yo, a la hora de sentarme a escribir, fuera dándolas forma poco a poco.

Es muy curioso y mágico a la hora de pensar. 

Pensar que los libros no se reducen solo al papel, sino que hay un misterio dentro de ellos. Pensar en escribir como en dar vida. 

Como diría Roger Wolfe, siéntate y escribe. 

Mi recomendación musical de la semana:

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

2 comentarios en “No importa la lluvia, ni los semáforos en rojo, ni la desesperación al acabar el día, salva los libros y quédate con la magia”

  1. Seguía los pasos de Roger Wolfe y he venido a parar aquí. Te dejo el comentario porque que alguien que suena con Bolaño significa que ya ha sido tocado seriamente con la varita de la literatura, y eso se merece todos mis respetos.
    Leo que vas escribiendo una novela que llevará por título THC. De entrada me gusta el título el Tetrahidrocanabinol me parece un título de lo más original (bueh, será que estudié Químicas xD).
    Un saludo.
    V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s