Plutonía

Bosque-Noche[1]

Padre que estás en los cielos

sollozando por la tierra baldía

por la tierra desierta en donde el hombre no está

y los ángeles lloran por la amistad de una tumba

por el silbo cruel en que mueren los ángeles

a lomos del brillo cruel de la locura, del mordisco

que aquí en pez se convierte, y llora

por el reino perdido, por el azul de la memoria

por el cierzo cruel de la memoria

que me persigue como el perro de Diana 

que ladra donde ya no está el hombre

donde no hay sino ratas en torno al poema

que el cierzo barre, que la luna barre

como el viento a las cosas,

como la luz al viento, al viento

cruel de la mirada, de la que nadie

puede esconderse,

y hace que los hombres huyan, que se derrumben los árboles

y nazca el excremento en mis ojos,

mordidos por la flor, quemados por el sol

atroz del poema, por el ladrido

insomne del poema,

por el ladrido insomne de la nada

en donde el aire se clava

como los clavos en la mano de un hombre.

Leopoldo María Panero, Abismo

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s