[Think About Good Times] CORRE, ROCKER (Sabino Méndez, 2000)

Yo, si en otra vida fui algo, muy posiblemente hubiera sido rocker. 

Si hubiera nacido en otra época, en aquella en que la democracia no había igualado aún a todos a la cultura de masas y a aceptar todo lo que acepta el prójimo.

Sí, llevaría una bonita harley y unas relucientes botas de cuero entalladas. Las chicas rubias de pelis antiguas se pararían a ver la moto cada vez que pasara por la calle a 120 km/h. Iría a los conciertos más rock de toda la ciudad, habría vivido el takeawalkonthewildside traficando y haciendo la calle con los emigrantes de Francia, India o EEUU. Tendría una hermosa colección de discos de Elvis Presley o Chuck Berry, y un grupo de rockabilly-punk a imagen de los Clash. Creería en la reencarnación de Brian Jones. Acudiría a las grandes salas de la época, como la Rockola en Madrid. ETC…

Eso, más o menos, es lo que me hace sentir este libro que os quiero presentar en este nuevo post. Corre, rocker (Crónica personal de los Ochenta), escrito por Sabino Méndez y editado en el 2000 por Espasa Calpe S.A. No hace falta que informe sobre quién es Sabino. Todos le conocéis. Mítico compositor de Loquillo & los Trogloditas y camuflado en la guitarra rítmica en sus conciertos. Canciones como “Cadillac Solitario” (más que una canción una oración en toda la historia del rock español), “Rock&Roll Star” o “Todo el Mundo Ama A Isabel”.

Qué grande Sabino. Os dejo con un párrafo de un libro para que disfrutéis:

Yo era joven. Quería ver la vida que yo imaginaba verdadera, respirarla, desechar las sensaciones de segunda mano. Recuperé los viejos libros de los bohemios y me dirigí hacia la marginalidad. Escapé del trueno y di en el relámpago. No se trata de saber si acertaré o no; cada uno de nuestros yoes es irrepetible y el único drama irreversible es que uno de ellos se aniquile en el intento. De así suceder, se aborta el maravilloso espectáculo de la exuberancia de posibles identidades que lo sucederán. Solo deseo que no desfallezcáis. Puede que estas líneas os resulten abstrusas, pero si conseguís pasar de las alucinaciones de este primer capítulo, el resto es cuesta abajo. Tras esta prosa silvestre y alicatada que irá perdiendo fuerza progresivamente no se esconde otra cosa que, tenedlo en cuenta, un canto al ser humano. 

Interesante, no? Qué maravilla. Lo mejor es que este viejo rockero escribe de lujo. Por no hablar de las citas que se incluyen en el libro, que son de lo mejorcito, desde T.S. Elliot hasta Cioran o Camus. Un libro imprescindible para todos aquellos que queráis adentraros en las memorias literarias de una de las bandas más influyentes y carismáticas de los últimos cincuenta años. Y también, para aquellos que nostálgicos, desearían haber nacido en otra época. Donde no había DJs ni Reggaeton, verdad? Se ve que ahora eso es lo que prima. Pues muy bien. Think About Good Times… Yo me quedo entonces en el pasado.

watch?v=d5cQ3LPc3fU

A mí, este libro me desveló que en otra vida tendría que haber sido rocker. Y también cuando ayer en un bar de Valladolid abandoné la lectura del libro para ponerme a bailar cual hippie apresado por la cocaína “La Mataré”.

watch?v=hnjJwASmqWg

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

1993. Periodismo. Literatura. Rock&Roll.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s