WAITING FOR THE SUN

El sol caribeño. Lo que daría por ver ese sol. Se ve que nunca valoramos lo que tenemos. Y yo ahora quiero un sol caribeño. Simplemente para desaparecer. Tostarme en una playa, estar tan quemado para que la arena se me pegue en el cuerpo y que nunca desaparezca, que cada grano entre por cada uno de los poros de mi piel quemados y permanecer ahí, en el tatuaje de arcilla caribeño. Sin ni si quiera dar con la posibilidad de meterme en el agua para que todo el calor se deshaga.

Ojalá todos tuviéramos una especie de sol que nos calentara siempre, que fuera a todos lados con nosotros y nos siguiera y acompañase. Parece una frase sacada de una canción de Lou Reed. “I wish I had a talking book, filled with bottoms you could push…” Pero no, en este caso se trata de Calle 13.

El caribe, al fin y al cabo, no existe, está solo en una canción. Como nosotros. Como todos.

Fuente de la imagen: http://dcuba.net/viajes-y-turismo/turismo/playas/varadero-su-historia/

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s