Para J.

1. 48 horas sin dormir debido a la escritura de mi novela “THC”. Lo más complicado de escribir es que no lo dominas y cuando viene, viene y con ganas. El proyecto está con ganas y cogido por las patas. El resultado supongo que tardará, y mucho. Pero será gratificante para mí. No concibo realizar una novela cuasiperfecta, debe ser en todas sus esquinas y  recovecos óptima, no me puedo permitir el lujo de caer en la abulia y el desconcierto, y de ahí que la novela resulte un auténtico rollazo.

2. El miércoles me largo a París con tres amigos. Creo que el setenta y cinco por cierto de los motivos de nuestro viaje es ver la tumba de Morrison en Pére Lechaise y así conseguir estar cerca de uno de los artistas más admirados por nosotros, aunque sea en tumba. Aprovecharé el viaje para escribir, fruto de estar en contacto con otra forma de vida alternativa a la original y normal que se lleva a cabo en Valladolid. Además viviremos increíbles aventuras que serán plasmadas al papel.

3. Fin de semana más que perfecto. Vi a todo el mundo que esperaba ver antes de partir a París. Los amo a todos ellos. Y ello a veces duele. Disfruté de la sensación de estar anclado en la ciudad, pero ¡qué cojones! la ciudad no me pertenece al fin y al cabo, ni yo a ella. Fuck the Police.

4. He encontrado por fin la persona a la que dedicarle la novela. 

5. Esta dedicatoria rebasa de lo puramente físico y adquiere proporciones oníricas. Mi novela, al fin y al cabo, está escrita a partir de una idea o sueño que toma licencias creadas por mí para que sea Real.

6. Ello me ha llevado a la conclusión, tras tener uno de los sueños más bonitos de mi vida la pasada noche, que lo único real y donde podemos disfrutar con todas nuestras ganas está en el mundo de los sueños. Una historia que vete a saber si existió, pero que ahora no podrá existir jamás. Pero doblemente bella que la phisis (realidad). Podría ser el eslogan de mi novela. Y es por ello que la persona a la que va dedicada la novela es una persona que solo toma forma junto a mí en los sueños. Muy freudiano y bovarista. Los dos no cabemos en los espacios reales. Nos inundamos. Todo lleno de gatos y porquería. Mientras que en el sueño solo hay luz y felicidad (momento que dura un instante sin medida). Algún día quizás relate esa historia, pero en forma de ficción (mi novela al fin y al cabo tiene bastante que ver con esa persona y todo lo que la rodea)

7. Indescriptible sensación de llegar a tener una historia fundada a partir de lo onírico, una historia que jamás podrá llegar a darse. Lo físico muere. Lo mental y divino es eterno. Es tan romántico. No cursi. Romántico. ¿Por qué no vivimos entonces de los sueños? Todo lo natural y físico cae por su propio peso, mientras que lo que pensamos o soñamos, es eterno e inabarcable. Había un filósofo en el exilio que decía “podréis quitarnos nuestra libertad pero nunca llegaréis a arrebatarnos nuestros sueños”. Creo que era Orwell en 1984. Escribiré un poema sobre ello. Posiblemente cuando esté en lo alto de un edificio parisino. Para entonces, como yo decía ayer a una amiga en un profundo delirio de psicosis de sábado noche, ya habremos muerto. La parusía, together.

8. Con todos estos pensamientos deslizados, os dejo con dos canciones que para mí han sido imprescindibles a la hora de tomar la decisión de la dedicatoria de mi novela. No las he dejado de escuchar en todo el fin de semana. Cuando me levantaba, cuando hacía la comida, salía a la calle y para acostarme. Bien sabe Nick Cave a qué me refiero. Él lo sabe. 

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

1993. Periodismo. Literatura. Rock&Roll.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s