“Memphis Underground” Stewart Home (Alpha Decay, 2012)

Los pobres no podían permitirse un traslado, pero los que tenían trabajos cualificados o empleos administrativos mal pagados sí podían, y se iban a donde se les permitía estirar su dinero. La separación entre ricos y pobres en la zona se volvía más descarnada. Había más resentimiento, las comunidades se hacían pedazos. Los niños se enganchaban a la heroína y al crack, y las drogas duras los conducían al crimen. Mientras a los pobres se les tachaba de criminales, era el dinero rápido que iba hacia Hoxton el que ocasionaba semejantes problemas sociales. El dinero destruía las relaciones humanas.

Stewart Home, Memphis Underground (Alpha Decay)

Hace tiempo terminé de leer esta bomba de relojería insostenible: Memphis Underground (2012) cuyo autor es un ex-punk rocker, neoísta y por si fuera poco, experto en vanguardias culturales. Parece una mezcla difícil. Una bomba de relojería. Ya lo dije.

Como dice Kiko Amat en el prólogo de la publicación antes de saltar la novela (no sé hasta qué punto es necesario primero leer el prólogo para entender la posterior novela), Stewart Home es un autor provocativo. Todo lo que hay en Memphis Underground no es mera casualidad o retórica narrativa. Si nos encontramos con una descripción minuciosa al extremo,  es adrede. Al igual que el descaro que se toma al comentar discos y canciones con abundantes técnicas que parecen salidas de una revista musical.

Al leer las críticas y crónicas escritas sobre este libro, de escritores y críticos de la talla de Luna Miguel o Javier Calvo, veo que este libro ha colado demasiado bien en todos ellos y en general en el mundo de la crítica literaria.

Creo que no se debería mitificar tanto a Stewart Home. Es consabida su práctica ANTI-LITERARIA, que consiste en desvalorizar la literatura. Bajarle los pantalones se puede decir. Dejarla a la altura del betún. Violarla. Herirla y curarle las heridas con alcohol. O puede ser que todo sea más bien sarcástica ironía. Y este es el estilo genérico de este libro. Puede ser que no haya profundizado en anti-literatura, más bien conozco toda la literatura del absurdo y nihilista, que podemos considerar como anti-literatura. En el caso de Memphis Underground, veo más una anti-literatura moderna y adaptada a los nuevos tiempos, preocupada por la lucha de clases, marxista/anticapitalista y macarra.

Es ahí donde reside la no-belleza de este libro. En las teorías anarco-sindicalistas que se pueden extraer de él. Porque es un libro venido de la mano de un personaje que estuvo ahí, en la oleada punk y new wave de Londres. Un personaje al que se le permite hablar sobre ello porque de verdad lo conoce. Fuera de todo ello, este libro no supone nada más que una lectura divertida y agradable, sí, a pesar de todas aquellas vulgaridades y guarradas, el libro se hace ameno y divertido. Es por ello que no mitifico en excesivo a Home.

Stewart Home acaba con todos los patrones literarios y si vamos más allá sociales, destruye toda la idea del mundo moderno desde su base más profunda, como es la fundación de las clases sociales y el capitalismo, hasta su cúspide, que es el estado del bienestar y todas aquellas teorías hegelianas sobre la contaminación de ideas. ¿Qué coño es esto? Las ideas y parámetros fijos de felicidad que la sociedad nos da. Stewart Home destruye todo eso y le añade una ambigüedad a los hechos, y una violencia gratuita y sin uso, sin más. Por todo ello, es imposible quedar indeferente a su prosa. También hay que entender las obras anteriores de este autor, como Red London (1994) que nos habla sin tapujos de la ultraviolencia skin-head de los suburbios de Londres.

Stewart Home nos da otro camino, otra vía, que en eso consiste el verdadero anarquismo, como atestigüé en una de mis anteriores entradas.  Puede que esa vía sea exagerada o muy radical, pero amigos, si no hubiera habido radicales en la historia que quisieron acabar con todo, véase el propio Marx, Jesucristo o Niezstche (que acabó loco), a pesar de que las comparaciones sean un tanto exageradas, ¿la historia hubiera avanzado algo? 

La respuesta es tajante: NO. (Monosílabo que uso para definir esta proeza de la nueva literatura que un día cabezas perturbadas como Home inventaron)

Fuente de la imagen 1: alphadecay.org

Fuente de la imagen 2: http://reporteciencianl.com/2012/03/no-te-dejes-enganar-por-la-falsa-publicidad-y-los-productos-fraudulentos/

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s