Interludio entre dos muros de silencio: Lois Pereiro (1958-1996)

Exhumación desde el arder de los libros y de las manos que los escribió para uno de los mejores poetas que he leído en habla hispana y el cual muchas veces no ha sido valorado. Galleguista, políglota y traductor, anarco-comunista, dandy, enfermo, adicto, pero ante todo, poeta.

Lois Pereiro fue atacado de todo, intoxicación por el aceite de colza, adicción constante a la heroína y por si fuera poco, sida. Pero como un compañero suyo que va de la mano con él en la senda literaria de vidas trágicas, hablo de Leopoldo María Panero, se mantuvo de pie y desafiante ante la tragedia que cubría toda la cúpula celeste de su vida.

Lois Pereiro llegó a mi una mañana de este mes de mayo, en mis habituales paseos por el centro de Valladolid, buscando librerías de libros imposibles (parece mentira que aún queden). Me encontré con Poesía última de amor y enfermedad  (2012), libro póstumo del autor publicado por la editorial Libros del Silencio, edición que se ha traducido al castellano de la lengua gallega. Fue abrir una página y leer un simple verso, un simple poema, el primero de todos ellos, llamado “Acróstico” y el corazón se me heló como si el mismo fantasma de Pereiro me hubiera herido con su espada desde el reino de los muertos:

Solamente
intentaba conseguir
dejar en la tierra
algo de mí que me sobreviviese
sabiendo que debería haber sabido
impedirme a mí mismo
descubrir que sólo fui un interludio
atroz entre dos muros de silencio
sólo pude evitar viviendo a la sombra
inocularle para siempre a quien amaba
dosis letales del amor que envenenaba
a su alma con un dolor eterno
sustituyendo el deseo por el exilio
inicié el viaje sin retorno
dejándome llevar sin resistencia
al fondo de una interna
aniquilación llena de nostalgia.

Lois Pereiro es otro claro ejemplo de un hombre comido por la escritura poco a poco, por sus bichos en forma de palabras, por la violencia con la que irrumpe el verso en el ser y por el maravilloso y a la vez torturado don de la lucidez que distingue a este tipo de artistas.

Amigo Lois, tu poesía punk, rebelde, libre y violenta se ha quedado en nosotros como tatuaje. Romanticismo desnudo ante la nada, látigos que expulsas a través de la boca al vacío y unas ganas insaciables de morir en el frío y límite de la existencia.

S i g o e s t a n d o d e p a r t e d e l a B e l l e z a , d e l o s q u e n o s s e n t i m o s e n l a o b l i g a c i ó n d e l u c h a r , d e s d e
q u e e l m u n d o e s m u n d o , p o r l o q u e s i e m p r e n o s r e s u l t ó m o r a l m e n t e j u s t o y e v i d e n t e [ … ] p o r q u e
s i l a s v í c t i m a s d e a n t e s p r e t e n d e n s e r a s u v e z v e r d u g o s , ¿ d e q u é p a r t e q u e n o s e a s i e m p r e l a d e
l a s n u e v a s v í c t i m a s , d e l o s n u e v o s v e n c i do s d e o t r a s g u e r r a s , p o d e m o s e s t a r y a ?

Fuente de la imagen 1: leyendopoesía.blogspot.com

Fuente de la imagen 2: tercerainformación.es

Fuente de datos documentales: publico.es

Anuncios

Autor: Enrique Zamorano

Periodista, escritor y músico. Autor de "La muerte del Hombre Orquesta" (LUMA, 89plus, 2014) y de la pequeña antología "Adiós a las águilas: seis poemas de Leopoldo María Panero" (2014). Love In Veins, Raindogs, Last River Together...

1 comentario en “Interludio entre dos muros de silencio: Lois Pereiro (1958-1996)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s