Suicidio adolescente (6 canciones traducidas)

SALVIA PLATH

dices que te odias a tí mismo

por tanto deja que te alimente de fresas

que compré a una viuda

que vendía cosas de todos sus maridos

y veremos si todavía sigues odiándote

si todavía te odias

te comeré durante una hora en tu cuarto

porque me encanta chupar pollas

si todavía sigues odiándote

nos cortaremos y tragaremos

pedazos de cristal de un vaso roto

no me importa terminar ya la carrera

compraré la tele más grande

que lo que mi tarjeta bancaria pueda permitir

veremos el canal digital de cocina durante el resto de nuestras vidas

——————————————————————————————————

TODO ESTÁ GENIAL

e hice amigos con un fantasma

ahora salimos casi todas las noches

cuando estoy acostado en la cama

él se cuela en mi cabeza

y me infunde terror

y todo va genial

y me hice amigo de un desgraciado

que pincha agujas en su brazo

cuando estaba acostado en la cama

me robó todo lo que tenía

todavía le permito que se coloque

y todo va genial.


ENCONTRAMOS DOS CISNES MUERTOS Y LLENAMOS SUS CUERPOS CON FLORES

no quiero dormir

y tampoco quiero soñar

sobre una mesa o en un piso

en un coche fuera por la noche en la nieve

despertar en la cama de otro

algo me dice que estoy perdiendo la cabeza

no quiero irme

solo teñirme el pelo y dormir

el mundo acaba en mis sueños

cada semana durante los últimos años

cuando por fin termine llenarán mi cuerpo de llamas

y tú y yo seremos personas conocidas

———————————————————————————————————-

TODAVÍA SIGUES COMIENDO ESE SANDWICH 

tenía 17 años

follamos en tu coche

preparabas la cocaína

y dije que nunca la iba a probar

luego dejé que algo más matara a mis amigos y a mi cuerpo

———————————————————————————————————-

ME PASAN LAS MISMAS COSAS TODO EL TIEMPO INCLUSO EN SUEÑOS

he soñado con cómo es morirse

y me vi a mí mismo convertido en sombras otra vez

tal y como hice cuando era un niño

vi mis huesos rotos y todas las cosas que he estado escondiendo desde que te difuminaste

todos los secretos que nunca pensé que contaría a nadie

estoy caliente estoy aburrido y vuelvo al mismo lugar

no es mejor ni peor que nada de lo que me haya pasado

pero deseo no haber conocido a tantas personas como las que conocí

no porque ellas no me gustaran sino porque las abandoné

y cuando niegas a alguien todo el tiempo

es difícil no desear la muerte

siento constantemente esta rara y vergonzosa sensación

como si estuviera siendo observado por esos ojos rojos y vengativos

detrás del espejo de cualquier baño público y en los vagones de metro

y en cualquier sitio donde voy sé que no soy bienvenido.

———————————————————————————————————-

TRAGA

cágate en mi cabeza

túmbate en mi cama

toco tu camiseta

sabes que te deseo todo lo peor

mirando  como te quitas los pantalones

me haces sentir

mal conmigo mismo

estoy tirando el tiempo

nadie puede ayudarme

traga mi corrida

haré nuevos amigos

desnúdame

sobrio y dolido  Tengo frío

———————————————————————————————————-

CHICO SOLITARIO VA A UNA RAVE

todos sus amigos salen

ahora hacen cosas sin él

no tiene pareja está solo

se siente triste se siente deprimido

chico solitario tiene un plan

tomar drogas para hacer nuevos amigos

ir a una rave donde estar rodeado de todas las personas que querría ser

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario

Char (Hola de nuevo)

Hace unos meses que no actualizo el blog. Se ve que ha llegado la hora en la que por fin pierdo la esperanza y de forma silenciosa abandono este espacio intangible llamado Internet. Hay más de 25o posts aquí. Casi 300 publicaciones que forman parte de todo lo que he sido desde que empecé la Universidad. Tampoco he sido. Solo a veces. Cuando la lucidez me invadía y me sentaba frente al ordenador para publicar alguna entrevista, escribir una opinión, muchos poemas y, sobre todo, creer en la música y la literatura, los dos grandes temas generales de mi blog.

Actualmente, estoy trabajando como becario en la edición local y regional de El Mundo, El Diario de Valladolid. Estoy trabajando en lo que me gusta de verdad y lo que escogí por vocación. A pesar de todas las dificultades y contradicciones que la profesión entraña, estoy bastante contento. Es periodismo. Me permite entrar en contacto con otras realidades y conocer, al menos mejor que antes, como funciona la sociedad en la que nos hallamos inmersos, conocer sus preocupaciones y sus denuncias, ver desde arriba toda la estructura de poderes que hay montada: quién lucha, quién padece, quién firma, quién reparte y quién manda. Quién y qué piensan. Me he enfrentado a reportajes que iban desde un árbol caído en el parque más famoso y concurrido de la ciudad a reportajes de los que sentirme orgulloso y realizado. 

He comprobado la función social de la comunicación de masas, y el compromiso que contraes con la gente a la que estás escuchando e informando. Pienso en los ERES de Lauki y Dulciora. En sus más de 500 familias a la espera de ver cómo se pierde su puesto de trabajo. Y, también, el haberles visto luchar con todas sus fuerzas para que eso no suceda. Valladolid es una ciudad cuya industria se basa principalmente en la agroalimentación y el automóvil. Hay un montón de familias con un millón de historias detrás. Puede sonar kitsch. Lo acepto. Siempre he intentado encontrar historias, la mayoría de las veces en forma de ficción y según mi propia imaginación; en el caso del periodismo te das cuenta que hay un montón de historias reales esperando ahí fuera. Ya no eres tú, son los demás. Sus historias, sus vivencias, sus opiniones y sus vidas. El periodismo es el germen de la escritura creativa. Porque escribir sólo de uno mismo, al final puede resultar patético, infantil y tedioso. Cuando haces periodismo tienes que hablar del Otro. Y eso es importante: es la expresión global de una sociedad, por muy podrido, manipulado y vendido que sea. 

Hay que reconocerlo: ya no escribo tanta ficción como antes, estoy demasiado ocupado con la realidad. Los horarios matadores que tengo me están haciendo adquirir la conciencia periodística de perseguir la noticia; lo actual, lo inmediato, lo espontáneo. Y, sobre todo, escribir. Siempre. Escribir. Antes de ser periodista, es decir, antes de haber trabajado en un periódico, tampoco dedicaba tanto tiempo diario a la escritura. Ahora es mi trabajo. Como mucho, aguantaba hasta las dos horas escribiendo. Cuando estás en contacto permanente con la información y el lenguaje durante ocho horas diarias, que es lo que estoy, aprendes a dominar mejor las palabras y sin duda creo que esta profesión ayuda a expresarse mejor y a escribir correctamente. Aunque mis textos acaben llenos de erratas pues, ¿si no te equivocas como esperas hacerlo bien? 

Ahora escribo como pinta un artista, como toca el piano un músico, como se sube al andamio un albañil… Escribir de forma más realista. Y, por supuesto, saber aplicarlo a la ficción. Calibrar mejor ambas dosis. Descubrir historias. 

Tras esta parrafada, quiero cerrar este post con el nuevo single de Crystas Castles y su correspondiente traducción. Al leer las lyrics en Internet me encantó. Y pensé en subirla al blog, como ya he hecho alguna vez con canciones de Crystal Castles.  Sin más, volveré por aquí más pronto que tarde, estoy seguro. 

CHAR

(by Crystal Castles) 

(Traducción libre, que no libertina)

temo que te encuentren

y yo no puedo hacer nada

un siglo de tu tiempo incalculable

para cometer un crimen sin víctimas

jura que cuidarás de tus sarpullidos

jura que los castigarás con el látigo

puedes esconderte en mi diadema

pon una correa cuando vayan a por ti

al año siguiente dirás que no quisiste

les castigarás cuando te extravíes

ante la piel amarilla no pueden apartar la mirada

comienza una colección de escabeche

porque todo lo que haces es llorar

las termitas susurran para consolarte

todo lo que haces es llorar

todo lo que haces es llorar

todo lo que haces es llorar

todo lo que haces es llorar

temo que te encuentren

y yo no puedo hacer nada

un siglo de tu tiempo incalculable

para cometer un crimen sin víctimas

jura que cuidarás de tus sarpullidos

jura que los castigarás con el látigo

puedes esconderte en mi diadema

pon una correa cuando caminen sobre ti

al año siguiente dirás que no quisiste

les castigarás cuando te extravíes

ante la piel amarilla no pueden apartar la mirada

comienza una colección de escabeche

porque todo lo que haces es llorar

las termitas susurran para consolarte

y yo no puedo hacer nada

para cometer un crimen sin víctimas

un siglo de tu tiempo incalculable.

Publicado en Historia del Relámpago (personal y editorial) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

“No volveré a verte”, Tres poemas de Ellen Kennedy

 

*Extraídos de su colección de poemas: ayer estaba hablando conmigo misma y me dije que iba a escribirlo y dártelo así que puse papel en mi mochila y puse un bolígrafo en mi mochila y fui en bici hasta la orilla del río y me senté en la tierra y pensé “nunca escribiré un libro” y miré a los pájaros nadar lejos de mí.

Fuente y poemas originales: Bear Parade

 

NO TENGO AMBICIONES

 

no quiero odiar al presidente

no quiero ir a Harvard

no quiero ganar el premio Pulitzer

solo quiero sentarme en la bañera

y pensar en las relaciones que nunca tendré

con gente que nunca conoceré

con una lupa

y contar todas las líneas de mis sábanas

hasta quedar dormida

y despertarme

para repetirlo

*

CÓMO NOS ARRUINA LA VIDA EL GOBIERNO (UN POEMA DE AMOR)

quiero exprimir limones sobre tus manos y luego chuparlos

quiero que te comas mi pelo

quiero que escupas pequeñas bolas de pelo rojas

quiero reunir las bolas de pelo en un montón

quiero que saltes dentro del montón de bolas de pelo como las hojas muertas de otoño

quiero que grapes las bolas de pelo en la pared y que formen un pato volador

quiero quedarme mirando a la pared y llorar

quiero que me chupes el ombligo mientras me miras

quiero que mis lágrimas caigan en tu frente

quiero que grapes mis muslos y chupes la sangre

quiero que pintes mi cara con tu lengua

quiero correr por toda la acera sin nada puesto salvo mis botas de caucho

quiero abrazar un buzón

el buzón llorará

la policía me arrestará

el buzón llorará

nunca volveré a verte

*

HOY COMPRÉ UNA FLOR DIMINUTA Y ROSA

no me gusta hablar. cada vez que voy a cualquier sitio con amigos ellos siempre esperan que les hable.  me gusta quedarme sentada y en silencio. cuando veo una película o leo un poema no me gusta discutirlo con nadie. me gusta ver películas y luego quizás dormirme. hablar, no.  frecuentemente veo la misma película una vez y otra vez hasta que caigo dormida. prefiero ver películas sola. prefiero leer sola. prefiero comer sola. prefiero caminar sola. prefiero escuchar música sola. prefiero cantar sola. prefiero nadar sola. prefiero comer niños pequeños sola. me gusta cuando sean me lee poesía porque me encanta escuchar callada y no comentar nada después. algunas veces creo que esto le hace sentirse incómodo.

hoy compré una pequeña flor rosa. fui al florista y le pedí una sola flor y se mostró confusa. ella siempre añade suspiros cariñosos y helechos a mi flor pensando en que quedará más bonita. hoy ella envolvió mi flor en un papel feo con un gran lazo feo. me hizo enfadar. por qué no puedo comprar una sola flor sin papel sin helechos o lazos? no me importa el soplo de cariño gratis porque ahora que mi pelo está volviéndose más largo no lo puedo anudar a mi pelo.

en el camino de vuelta de la floristería me paré en el medio del puente y tiré los helechos. los lancé por la barandilla y me quedé viéndoles dando giros en el agua.

cuando llegué a casa cogí el papel claro que estaba enrollado sobre el extremo del papel feo y lo enrollé por toda mi cara lo suficientemente fuerte como para cortarme la respiración. fue divertido 

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , , | Deja un comentario

El regreso del fraude

Sin título

Este es el punto del relato el cual el escritor muere junto con todos sus personajes. Ya está. No hay más. Mero contenido vacío que traslada la forma al papel. El frigorífico está haciendo ruidos cada vez más raros. Es algo así como un tintineo. Como un despertador. Sabes que deberías ir a que lo arreglen, pero no tienes fuerzas ni para levantarte de la cama. Los días libres prefieres no hacer nada. Rehúsas la escritura, la rechazas, y te contentas con un pequeño texto metaliterario que explique tus principios estéticos. Te deshiciste de la Olivetti, del Windows XP con conexión limitada a Internet; pensaste que Internet quizás fuera una de las palabras más usadas actualmente y luego llegaste a la conclusión del por qué es un tema tan recurrente en estos días en los que dejaste de pensar que podrías escribir algo bueno.

De inmediato supiste que nunca terminarías una novela. Coincidió con la época en la que todos tus conocidos se dieron cuenta de que tanto tu vida como tu obra, eran dolorosamente un fraude. Ante tanto cinismo, pensaste que tal vez deberías escribir la novela por el final. Eso haría que te sintieras mejor. La garganta te duele. Buscas en el tabaco un camino hacia la originalidad, una senda hacia la apreciación estética o la contemplación. No hay nada detrás de todo eso, tan solo te ayuda a ver torcido todo el tiempo y a estar desconectado de forma permanente. Y luego, todo ceniza. Miras a la ventana y ves el exterior. Los parques urbanos y las casas son tan bonitos y sus colores tan vivos. Te fuerzas a imaginar todo ello reducido a la ceniza, a punto de desmoronarse. Te sientes mal por ello. Los edificios, los supermercados, los pechos de las chicas que sueles ver a través de una pantalla conectada a una señal wifi. Todo se se desintegra. Como la ceniza. Como el tabaco. Como todo los cigarros que fumaste. Como tu mirada torcida.

Nunca terminarás una novela porque nunca te sentirás lo suficientemente involucrado en algo. Nunca lo estuviste. Mejor mirar las musarañas del techo. A decir verdad, solo estuviste involucrado contigo mismo y con el estúpido y absurdo significado de lo que se conoce como una “obra de arte total”. El Rock´n Roll solo hacía preguntas, preguntas sin respuesta que alojaste en el interior de tu corazón ingenuo y ebrio de experiencias, desesperado por algo de atención o amor. Amor.

Te fuerzas a ti mismo a pensar en que si alguna vez fuiste capaz de escribir algo bueno, fue gracias al amor, a la pasión, a la ineluctable y persistente sensación de que algo se mueve y vive, al otro lado del tabique que separa las habitaciones de los individuos dormidos que caminan solos en el verde prado de la vida, en el efímero instante, en el momento justo en el que la realidad y la ficción se juntan, y que tú preferiste llamar “existencia”.

Todo lo que escribes es mentira y flota en la nada salvaje de los libros y los recuerdos. Piensas en que si otros lo hicieron tú nunca lo harás. Te obligas a seguir adelante, fumar otro cigarro para tener la certeza de que hay algo dentro de ti que necesita imperiosamente ser vomitado, expulsado hacia afuera. Constante y cabezota, te arriesgas a salir a la calle y sentarte en una terraza para intentar escribir algo o simplemente observar las vidas de los demás, que de forma cruel y funcional siguen su curso. Te miras los dedos y en ellos nunca verás unas manos bonitas, con un mero signo de artesanía. Eres más bien torpe. Lloras por las noches pensando que tus amigos nunca te apodarán “mano lenta” en alusión a tu perfecta forma de tocar la guitarra. Contrariamente a lo que suele ocurrir, crees que olvidaste la música. El Rock´n Roll, lees en un artículo de la web, siempre fue narcisismo individualista, y a ti no te queda la energía suficiente para seguir levantando este teatro de marionetas que te viste impelido a edificar de cara al resto, de cara a los demás. 

Estás cansado de todo y sabes que nunca acabarás una novela ni tocarás en la banda de tus sueños. Todo es mentira. En silencio, mayormente eclipsado por la vorágine del día a día te darás la vuelta y te marcharás. Pasarás de moda. Tendrás fecha de caducidad como los yogures que degustan las amas distinguidas. Sabrás que todo es falso. A veces, uno debe acarrear con sus propios fantasmas. Esto no forma parte de tu desilusión por ti mismo y por todo en lo que te has convertido. Esto forma parte de una mañana de lucidez en la que te levantas y te preguntas por qué, por qué escribes, por qué te gusta hacer lo que te gusta hacer, por qué la silla en la que estás sentado ahora intentando escribir tiene esa forma tan rara y cuya explicación no viene en los libros ni en los manuales de decoración. Eres un decorado, ceniza sobre la ceniza, una película de David Lynch en la que los protagonistas se tiran media hora sin articular palabra. Temes la madurez, la falta de asombro, despertarte por las noches y no tener a nadie. Porque eres un fraude y cuando actúas de forma fraudulenta no encuentras la verdad por ningún lado. 

La velocidad de tus pensamientos nunca alcanzará a tu rapidez de escritura y estás decepcionado y triste por ello. 

 

Publicado en Historia del Relámpago (personal y editorial) | Etiquetado | Deja un comentario

Piensas que lo haré pero no lo voy a hacer

PIENSAS QUE LO HARÉ PERO NO LO VOY A HACER

 

 

 

 

un poema es

eso que no pasa

aún a sabiendas de que no va a pasar nada

 

confundir

tu mano con mi mano

tus ojos con mis ojos

tus deseos con mis frustraciones

 

un poema

es eso que escribes

cuando vivir ya no te hace falta

 

un poema

es un edifico en llamas

un edificio demoliéndose

un complot político

una rueda de prensa sin periodistas

 

un poema

es todo lo que tiene un poema

si no levantas la vista

y dejas de leer

 

un poema es

ver a una mujer que se parece a ti en la calle

e imaginar

que me acerco a ella

y le saludo

le hablo de los días sin vernos

le hablo de por qué estoy tan deprimido

de por qué en la calle hablo solo

y por qué a veces

juego a mentirme a mí mismo

llevándolo al papel

 

luego ella

se desvanece

y dice

“¿has vuelto a escribir?”

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario

“El parque con el aspecto más triste del mundo”. Tres poemas de Tony O´Neill

Tony_library

ATLANTIC AVENUE LAMENT

            BY TONY O´NEILL

en los días de verano nucleares

cuando llevaba la desesperación pegada a los huesos

así como la sensibilidad, y bebía

en soledad

mientras los turistas bebían

piñas coladas aguadas por 5 dólares

yo te vi;

limpiándote la arena de los pies

bebiendo de la fuente

atándote el cabello, borracho con el sol,

detrás de ti y sin verte la cara

frunciendo el ceño a los hombres de torso desnudo

que enseñan tripa

cicatrices

y tatuajes carcelarios.

por un momento

como el murmullo de un corazón

nuestros ojos se encontraron, y luego se apartaron

en la oscuridad de media tarde

caminé el muelle, yo solo,

con el uniforme gris institucional

de la clínica de metadona

bebiendo licor de malta en una azul

“amamos a nuestros clientes” taza de café

más allá de los antiguos y muertos de hambre hombres pájaro

lamiendo labios finos sobre cangrejos atrapados en jaulas,

haciendo muecas, hombres dulces de espaldas peludas

y mujeres mayores horneando en sillas de jardín

cerca de las optimistas cañas de pescar

y no podría establecer el punto

en el que el cielo se une con el mar

así que me puse a caminar

cada vez más pequeño y más pequeño

regresando al mismo punto

antes de que todo se viniera abajo

perseverando

impaciente por llegar al final

y más y más allá

hacia

la

tristeza.

*Fuente y poema original:  http://upbondageupyours.blogspot.com.es/2006/08/atlantic-avenue-lament.html

¿QUÉ CLASE DE AMOR?

            BY TOM O´NEILL

¿qué clase de amor es éste?

no aparece en los libros

ni en las películas, ni en los poemas

ni en canciones

el flash de Polaroid de mi polla

en tu boca

la vista de un vibrador

enterrado en tu ano, eso

se agarra

en

mi

garganta

caminando por un carril de ladrillo

puesto de setas

las caras de la multitud nos enredan

en tempestades de ansiedad

el sonido de nuestra risa

rebotando en el pavimento como granizo de verano

abre tu ventana, salta

por el balcón, mira

entre las multitudes de la calle Cheshire:

nadie tiene dónde ir

hoy, la ciudad entera se ha parado

y baila nuestra canción

este amor me cala de la carne a los huesos

hace que mi cabello arda

me hace gritar; loco, divertido,

en la noche londinense

tú eres mi Jesús, mi heroína

mi último éxito de rock´n roll

e incendiamos todo, incluyendo el ozono

con ojos profundos, bellos, dilatados.

*Fuente y poema original:  http://www.burningshorepress.com/writerscorner/tonyoneill.php#whatkind

UN CHUTE DE CRACK Y UN MAL LUGAR…

            BY TONY O´NEILL

un piso antes de que llegásemos a la cima

de la torre de hormigón gris estalinista

nos encontramos en la cola

buscando al mismo hombre

para que nos vendiera lactosa de heroína cortada:

me sorprendió el carácter inglés

de todo esto:

formar una cola

para comprar drogas de mierda

atrapado entre un silencioso y musculoso rastafari

y delante de un niño ruso que esnifaba,

quien juró que la mierda estaba debilitándose:

“una mierda de bolsa de diez libras no me pondrá a tono”, suspiró

y me pregunté si su antigua vida

en un estado soviético derrumbado

podría ser peor que esta

estrechón de manos

en una pequeña habitación desamueblada

sumergido de lleno en la paranoia

raquítico, pistolas robadas

antes de ser conducido al interior

de una puerta de metal

y estuvimos fuera

a través de un laberinto de hormigón y

de acero oxidado, el parque con aspecto más triste

del mundo, un zapato infantil abandonado

tirado justo al lado de una rotonda descompuesta

un balanceo con una lata vacía de Cerveza Especial

que subió y viró a la izquierda

los bloques de pisos Dagenham

cortando el cielo nuclear

como dientes deformes, amarillos

de borrachos tirados en bancos

se levanta de sus encías sangrientas, negras

el graznido de un cuervo y la alarma de un coche

lamentándose a través de la noche

como llamado por una oración fúnebre

para los gatos rateros y los ladrones

en un banco

me quedo mirando

mientras Steve prepara dos bolsas

y ahí mismo, en el parque infantil

nos chutamos con el aire húmedo

cercándonos

rodeados de cristales rotos

y vidas rotas

desatascándonos en estas madrigueras de conejo del gobierno

me siento completamente

consciente

de mi lugar:

microscópico

invisible

a la deriva

en un universo de mierda

que se extiende, infinito

como un billón

de viviendas de protección oficial Dagenham

pienso:

Tony…

esta no es forma

de vivir

pero luego pensé en mi padre

encorvado

con la espalda rota

lleno de morfina

y tinta

25 años

en el trabajo

y ellos le dejaron

sin nada

solo dinero, que no duraría

y dolores crónicos

y en el exterior de este parque

las vidas son dictadas por la alarma de los relojes

y las sirenas de vuelta al trabajo:

fichando las entradas

fichando las salidas

ir a trabajar

o acabar muerto

oculto en bolsas abandonadas

la gente pasa más tiempo

con jefes amargados

y adustos, con compañeros de trabajo tan llenos de odio

que aquellos a los que aman

pasaron semanas

en la servidumbre del salario mínimo

en lugar de reírse en bares oscuros

y beber hasta la salida del sol

miro la aguja que tengo en la mano

y me doy cuenta

por Dios,

tal vez lo pillo

después

de todo

*Fuente y poema original:

http://hodmandod6.blogspot.com.es/2006/05/rock-and-hard-place.html

 

 

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario

IMAGINA QUE VAMOS A UN CASTING DE UNA PELÍCULA DE XAVIER DOLAN Y NOS COGEN DE ACTORES PRINCIPALES

IMG_20160327_041141

 

IMAGINA QUE VAMOS A UN CASTING DE UNA PELÍCULA DE XAVIER DOLAN Y NOS COGEN DE ACTORES PRINCIPALES

 

las mañanas son la sala de espera del mundo

la distancia entre tu cuello y mi boca

que salvaguarde los trescientos amaneceres que nos quedan

intento escribir algo que valga la pena

desde aquí en el autobús

el día nace y las aceras se llenan de supervivientes

música de padres en la radio del conductor

coches de policía tronando al otro lado del cristal

la vida solo era en participio

pues todo tiempo pasado fue arrastrado por el humo de los periódicos

en aquel kiosco al cruzar la esquina

la actualidad agolpándose en las primeras planas

casos de corrupción, delitos y algún espacio para el heroísmo

como si necesitáramos

escribirlo para que de verdad existiera

como si todas esas palabras sobre legalidad democrática y crecimiento económico

escondieran algo

algo potente y vacío

como una metáfora

como quitarte el sujetador despacio (nunca se me dio bien quitar sujetadores)

antes de meternos en la cama (en el colegio

tuve un compañero que decía ser especialista en quitar sujetadores con los dientes)

hombres con cachava y frases de Hollywood que escupirles a la cara

el ser humano parece hacerse viejo en su sopa enorme de tiempo

un plato manchado con grasa de cerdo para los que pasan hambre

un poco de yerba venida del barrio de los gitanos

y un montón de libros de poesía

con los que poder tirar los días

en los que no estás

para levantarme de la cama.

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario