El príncipe de los caídos

ALVAROGOMEZPIDAL2

Quiero que mi carta de suicidio la escribas tú

que nadie venga a molestarnos cuando

mis pies resbalen y la luz se apague

hundirás tu navaja en mi herida esta noche lenta

quiero que mi carta de suicidio la escribas tú

y quiero que sea fría y distante

como un acorde maldito que nunca debimos escuchar

como la felicidad de un cristal empañado

como la belleza enseña a las criaturas a no ser felices

quiero que mi carta de suicidio la escribas tú

que sujetes tus manos alrededor de mi cuello

y repitas que vuelves a quererme

tal y como era antes

tal y como era en un principio

que reces apretando los labios una canción de despedida

que olvidemos las tiendas de discos

que cierres los ojos y veas mi figura perdiéndose

en un baile de máscaras y luces

como el sueño reciente se olvida

en la mente de un pobre inocente a punto de despertarse

quiero que mi carta de suicidio la escribas tú

y que cuando gire la última curva de la autopista

me veas en un automóvil corriendo

en medio de un campo de huracanes

a toda velocidad.

 

FOTO: Álvaro Gómez Pidal

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario

Usuario pasivo

————————————————————————————–

USUARIO PASIVO

 

 

flesh pide que vaya a arreglarle el ordenador

siempre me descoloca las cosas

se lleva por delante los jarrones del salón y los recuerdos

mindy está aburrida y sola

es incapaz de activarse sin un añadido

está triste y su memoria es una serpiente

que devora soldados y engulle rinocerontes

no piensa absolutamente en nada

mindy escucha a flesh hablar

es el único que puede arreglar ordenadores

está ahogado en un mar de incertidumbre

lo ama pero es el favorito de su mejor amiga

flesh también ama a mindy

pero no sabe cómo hacérselo saber

está paralizado en una nube de conexiones proxy metadatos

el último segundo nunca será el siguiente

pone un auricular en su oreja y nada le importa

egodeath935 no figura en esta historia

hace mucho tiempo fue eliminado de la bandeja de entrada

de mindy y flesh

los tiempos son difíciles

los tiempos son cálidos

y mindy no piensa en su amiga cuando flesh

aparece en el chat de su pantalla

brillando como un halógeno

una nueva conversación

mindy enseña sus bragas y pone a prueba a flesh

pero flesh no sabe arreglar ordenadores

solo viene y va y luego regresa

se viene, se va, luego regresa

se viene, se va, luego regresa,

tal vez

para que mindy le haga cosquillas

y le hable

egodeath935 prueba un helado de fresa mientras

hace como que no existe

toma medicamentos y tose un poco

su sombra es un astillado

trineo perdiéndose por un glaciar espacial

mindy no sabe lo que ocurre

flesh tampoco

se dan las manos y piensan

que deberían morir en ese mismo instante

en que egodeath935 se expande como un virus

y mindy y flesh vomitan y luego se levantan

vomitan y luego se levantan

egodeath95 come palomitas y observa la situación

de la que él no forma parte

en la palma de su mano

piensa

“me da miedo la soledad”

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado , | Deja un comentario

Noche del espectador

 ———————————————————————————————————-

NOCHE DEL ESPECTADOR

 

un acorde de guitarra lento

trasvasa la superficie

sin motivo

fuimos apartados

yo lo único que quiero es

desollar

mi último caballo de voluntad

apagar incendios

morir de nieve

blanco

como la expresión de los perros al tener

miedo, consumido

sin juicio

bajo los restos de ti y de mí

apartar la vista y

mirar

al otro lado

escuchar los nuevos sonidos del universo

hasta la gárgara y el shock

estoy flotando

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado | Deja un comentario

Un fragmento político del Comité Invisible

poridentidad

“(…) Mi cuerpo me pertenece. Yo soy mío, tú eres tuyo, y esto va mal. Personalización de la masa. Individualización de todas las condiciones –de vida, de trabajo, de desgracia. Esquizofrenia difusa. Depresión rampante. Atomización en finas partículas paranoicas. Histerización del contacto. Cuanto más quiero ser Yo, más tengo el sentimiento de vacío. Cuanto más me exploto más me agoto. Cuanto más corro, más fatigado estoy. Yo tengo, tu tienes, nosotros tenemos nuestro Yo como una fastidiosa taquilla. Nos hemos convertido en representantes de nosotros mismos ‐ este extraño comercio, los garantes de una personalización que tiene todo el aire, al final, de una amputación. Nosotros garantizamos hasta la ruina con una torpeza más o menos disfrazada.
Mientras tanto, yo gestiono. La búsqueda de mi Yo, mi blog, mi apartamento, las últimas tonterías de la moda, las historias de pareja, de culos…¡aquello que fabrica las prótesis necesarias para tener un Yo! Si “la sociedad” no se hubiera convertido en esta abstracción definitiva, designaría el conjunto de los apoyos existenciales que se me tienden para permitirme ir tirando todavía, el conjunto de las dependencias que he contratado al precio de mi identidad. El minusválido es el modelo de la ciudadanía que viene. No deja de ser premonitorio que las asociaciones que le explotan reivindiquen para él, el (papel de) “regresado a la existencia”.
La conminación, por todas partes, a “ser alguien” mantiene el estado patológico que hace necesaria esta sociedad. La conminación a ser fuerte produce la debilidad por la que se mantiene, hasta el punto de que todo parece tomar un aspecto terapéutico, igual trabajar que amar. Todos los “¿qué tal?” que se intercambian a lo largo de un día suenan a otras tantas tomas de temperatura que, en una sociedad de pacientes, se administran unos a otros. La sociabilidad actual está hecha de mil pequeños nichos, de mil pequeños refugios donde se está caliente. Donde siempre se está mejor que en el gran frío de afuera. Donde todo es falso, pues no es más que un pretexto para calentarse. Donde nada puede surgir porque estar ahí es estar sordamente ocupados en tiritar todos juntos. Esta sociedad pronto no se soportará sino por la tendencia de todos sus átomos sociales hacia una ilusoria curación. Es una central que obtiene su potencial de una gigantesca retención de lágrimas siempre a punto de derramarse.”

Publicado en El rayo que no cesa (ideas vanas) | Etiquetado | Deja un comentario

50 cosas que amo

última canción de amor

  1. El café con leche.
  2. Lou Reed
  3. Ver llover
  4. Tocar la guitarra en mi habitación.
  5. Poner música muy alto mientras me ducho con agua muy caliente.
  6. Molestar a mi hermana
  7. Leer prensa y revistas los fines de semana por la mañana.
  8. Ver Pulp Fiction sin audio con subtítulos en español mientras tengo una conversación banal con alguien que también disfrute viendo Pulp Fiction sin audio con subtítulos en español.
  9. El helado de chocolate; los helados, solo de chocolate.
  10. Pasear sin rumbo durante horas, preferiblemente con una buena compañía.
  11. Viajar, sobre todo en tren, y puestos a elegir, con un libro de relatos de Raymond Carver o escuchando Nacho Vegas.
  12. En verano, salir de la ciudad al campo por la noche y mirar las estrellas.
  13. Conducir, aunque todavía no lo he hecho y supongo que me va a gustar.
  14. El olor de las tiendas de productos en vinagre, tales como aceitunas, chicharros, pimentonerías y bacaladerías.
  15. La ciudad un sábado a las ocho de la tarde.
  16. Beber a la orilla de un río muy contaminado con mis amigos.
  17. El tabaco negro.
  18. El sexo oral.
  19. Jugar al futbolín hasta que el bar cierre, los contrarios se piquen o el camarero nos eche.
  20. Cocinar.
  21. La cream mandarín.
  22. Encerrarme en casa de un buen amigo y, siendo de día, cerrar todas las ventanas de la casa y encender las luces para leer poesía hasta reventar.
  23. Bañarme desnudo en el mar o en la piscina por la noche con gente.
  24. Las tiendas de discos.
  25. Ir al estadio de fútbol con mi padre o, en su defecto, bajar al bar a ver al Real Madrid.
  26. Los pantalones pitillo.
  27. Ver mucha telebasura solo cuando sea estrictamente necesario o cuestión de vida o muerte.
  28. Escuchar música con mi madre en el coche antes de ir al trabajo.
  29. Escuchar noticias en la radio antes de dormir.
  30. Escuchar noticias en la radio nada más levantarme.
  31. Pósters de Jimi Hendrix
  32. El silencio de las bibliotecas
  33. “Ramada Inn” de Neil Young.
  34. Reírme de mí mismo.
  35. Provocarme una hipocapnia.
  36. Haber nacido en un sistema capitalista imperialista y no sentirme culpable o enfadado por ello.
  37. Leer La sociedad del espectáculo cuando no tengo sueño, La broma infinita cuando tengo ansiedad y El señor de los anillos cuando estoy melancólico y/o triste.
  38. Los abrigos largos.
  39. El olor a mar.
  40. Sentarme en las terrazas de los bares a leer y a escribir.
  41. Hablar de la angustia existencial y del tedio.
  42. Dar conciertos.
  43. Pasar noches enteras viendo películas o ir a cines de autor.
  44. Consumir información sobre lo paranormal y escuchar teorías conspiranoicas.
  45. Escribir poemas en el Microsoft Word de un Windows XP viejo y a punto de estropearse (como ahora mismo estoy haciendo)
  46. Reírme con los poemas de los “poetas cisne”
  47. Escribir una novela.
  48. Ver dibujar a Laura.
  49. Hacer el amor en sitios arriesgados.
  50. Escribir y mantener este blog, y que tú, querido lector, lo sigas leyendo.

 

Publicado en Historia del Relámpago (personal y editorial) | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ziggy vive (Diez canciones para creer en su regreso a la Tierra)

12096464_10207340107714620_1872096332587611347_n

Poco más de 48h. han pasado desde la muerte de David Bowie. Desde este blog quiero homenajearle a través de las que fueron para mí sus diez mejores canciones. Aún recuerdo el día en el que, siendo casi un preadolescente entré en una tienda de discos y me llevé el Ziggy Stardust. Fue el primer disco que me compré tras haber ahorrado dinero, junto con el Transformer de Lou Reed.

Cuestionar la fuerza y la grandeza de las canciones y discos de Bowie es un pecado. El artista camaleónico por antonomasia hizo de su repertorio algo totalmente único y nuevo, incluso cuatro décadas después de su nacimiento como fenómeno artístico. Inimitable e inigualable, de composiciones complejas y ambiguas, siempre explorando y yendo más allá de lo que otros artistas se atrevieron. David Bowie consiguió reafirmarse como un extraterrestre ante todas las mentes y oídos de su tiempo, como genio, como individualidad creadora fuera de todo patrón humano, y era poseedor de una imagen que va mucho más allá de la música. Aquí les dejo con las canciones que más me marcaron de toda su discografía.

1-. “Heroes” (Heroes, 1977). Quizás sea la mejor canción de Bowie por su potencia, mensaje y universalidad. Y básicamente eso, siempre que la escucho me siento parte del universo. El feedback de guitarra que sostiene toda la canción parece construir una enorme pirámide de sonido, acompañado por el complicado tono agudo de Bowie, imposible de cantar o imitar.

2-. “Life on Mars?” (Hunky Dory, 1971). Bowie, aparte de tener una mente siempre puesta en la vanguardia y la innovación, consiguió en este tema unir la melodía pop con las imágenes poéticas de corte surrealista que provocó que se convirtiera automáticamente en un himno generacional.

3-. “Rock & Roll Suicide” (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972). Una canción tan corta y en continuo crescendo dan todos los méritos para situar a su creador en las cimas de la composición. Además, este tema tiene la gracia de ser el cierre del que es mi disco favorito de Bowie a título personal. En realidad, esta canción es la que mejor resume ese choque épico entre David Bowie y el guitarrista Mick Ronson. En sus dos minutos y medio de duración nos encontramos de todo: comienzo en acústico, progreso eléctrico y final apoteósico con metales. Quizás una de las canciones más importantes de la época, y su amplitud hace que cuarenta años después de su lanzamiento funcione como un himno al sentimiento de sentirte apartado.

4º-  “Station to Station” (Station to Station, 1976). Siempre escucho esta canción cuando estoy triste. Lanzada en la época en la que el Duque Blanco jugueteaba con la cocaína y los libros de ocultismo, “Station to Station” supone una innovación en su sonido, un paso radical a la experimentación, fusionando estilos que van desde el kraut, al funk o al soul. Además, es en este álbum cuando nace el término <<New Age>>, y Bowie fue uno de los pioneros de este movimiento artístico. Lo que más me llama la atención de este tema es el nihilismo que desprende, con ese “it´s too late…” final.

5º-. “Space Oddity” (Space Oddity, 1969). La canción más famosa, tan grande e inmensa que sin duda funciona como una de las bandas sonoras clave de finales de los 60 y principios delos 70. Es imposible definir lo que esta canción significa, algo así como el “Take a walk on the wild side” o el “The Passenger” dentro de la discografía de Bowie. “Space Oddity” te atrapa y no te suelta, te conviertes en un ser prendado ante su oscuridad y su lirismo. Un precioso timbre de voz acompañado por una guitarra acústica que lanzó directamente al estrellato al artista inglés.

6º-. “Wild is the wind” (Station to Station, 1976). Una de las baladas más arrebatadoras de todos los tiempos, aquí la voz se vuelve lacrimosa y espesa, como una nana de cuna que canta al amor y al tiempo perdido. Compuesta por los músicos Dimitri Tiomkin y Ned Washington para la película homónima de 1957. Ha salido en multitud de películas y anuncios, y es sin duda una de las obras cumbres de la música de la década de los setenta. A su vez, ha servido de notoria influencia en grupos de noise como Sonic Youth o en bandas cercanas al grunge como Screaming Trees o Smashing Pumpkies.

7º-. “The man who sold the world” (The Man who sold the world, 1970). Esta popular canción llevada al gran público gracias a la versión de Nirvana en su Unplugged in New York, ya presagiaba el talento compositor de David Bowie recién estrenados los 70. Una canción que se mueve entre lo siniestro y lo infantil, entre lo excéntrico y lo pop, y cuya producción resulta compleja y exuberante. En definitiva, otro himno que añadir al amplio abanico de estilos y sonidos del camaleón.

8º-. “Rebel Rebel” (Diamond Dogs, 1974). En mi opinión, esta canción es la canción que siempre quisieron componer los Rolling Stones y que Bowie les robó de la forma más descarada. Un rock eléctrico con un riff de guitarra cien por cien glam rock marca T-Rex que hace que lanzarse a la pista de baile sea algo inevitable. Al margen de sus canciones más oscuras, este tema de cuatro minutos y medio te infunde toda la energía y positividad que caracteriza el ser joven y salir a divertirse.

9º-. “Suffragette City” (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972). Una de las más importantes canciones de Rock and Roll de todos los tiempos. Muchos señalan “Moonage Dream” o “Starman” como las canciones más reseñables dentro del Ziggy Stardust, pero creo que “Suffragette City” es todavía más rompedora. Esa guitarra de Mick Ronson y su ecualización han dado luz a un montón de bandas, por no hablar del teclado epiléptico que le acompaña marca Velvet Underground y el inesperado break del final. Un tema lleno de energía que puso a Bowie a la cabeza del nuevo rock de los setenta.

10º-. “Subterraneans” (Low, 1977). Para terminar, una lista con canciones de Bowie no es nada sin atravesar aunque sea de refilón su etapa de vanguardia total. Mano a mano con Brian Eno, Bowie nos entregó el álbum Low, quizás uno de los cócteles musicales más difíciles de digerir de toda el rock. Señalo esta canción aunque el álbum entero vale por sí solo. Los sintetizadores campan a sus anchas creando texturas sonoras avanzadas a su tiempo, como un lago helado donde es placentero sumergirse.

Publicado en Like a Rolling Stone | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tres brindis, tres poemas, tres teorías, tres maldiciones, tres formas de acallar lo insoportable, el aburrimiento, de aplazar la búsqueda y el destino, de seguir haciendo lo que más te gusta

10649923_1718411535057144_7715093106697630310_n

ESTÁS EN EL MUNDO Y TODO A TU ALREDEDOR ES HOSTIL Y DESPIADADO

 

las palabras no te harán más daño

apagas cigarrillos, todo el santo día igual

hoy me senté a escribir

alguien escribió en una red social que

la creatividad

el arte

solo es una forma de mitigar lo decepcionante que es todo esto:

esta vasta feria sin sentido a golpe de carrusel

cuando el feriante apaga las luces

todo es más divertido

aún nadie se ha ido

permanecen de pie

evitan que las moscas les coman los ojos

sísifo no existe

solo es la figura del creador

implorando clemencia

desde que el día nace

hasta que el sol se pone tras las montañas de un pueblo gris y abandonado

 

hay veces que pienso

que toda esa gente solo existió para hacerte daño

con sus cheques y sus trajes

sus palabras nobles

con todo su poder

vivimos en una parte del mundo tan cómoda

que cuesta imaginárselo

cuesta imaginárselo

cuesta imaginárselo

 

yo empecé a escribir poemas a partir de una vieja canción de rock and roll que mis padres solían poner en casa los domingos por la mañana

escribir es mucho peor que tocar en una banda

escribir cuesta

escribir aísla y margina

escribir es imaginarte a todas las personas de este mundo

salir al balcón y gritar todas al unísono

lo mucho que les cuesta mantener el tipo

permanecer de pie

enfrentarse a la vida

escribir como nadie es escribir

desde la médula

para que el alma sonría o se retuerza

desde el dolor

escribir es pobreza

no hay nada de puro en ello

quizás las sílabas

las metáforas que siempre funcionan:

dolor, asco, muerte

 

voy a escribir porque es lo que hago cuando la luz se apaga

porque en el espejo nunca hubo nadie

y a falta de algo mejor que hacer,

ponerse a ello.

———————————————————————————————————-

jaquette-candy-crush-saga-web-cover-avant-g-1334929525

POEMA AL CANDY CRUSH

 

Un día como hoy

regresas a mi vida

tan vacío como siempre

atrapado en mis pensamientos

en este mar de dudas y calambres continuos

todavía recuerdo tu mancha en la pared

como símbolo de cualquier presagio

como la sombra muda de una mujer gorda en la pared

pidiendo más tabaco

perdiéndose

en un locutorio de gente corriente

que sin querer asume y traga

todo el Entretenimiento

que sin querer asume y traga

todas las computadoras del mundo

que sin querer asume y traga

la levedad múltiple

de su existir.

———————————————————————————————————-

BELUGA

A Almudena y a su bar

 

Bebo

Bebo mucho

Bebo tanto

que si bebiera más

dejaría de odiarme

me convertiría en líquido

solo quedaría de mí

el hígado

me escurriría entre las sombras de tu bar favorito

y jugaría a desestabilizarme

hasta no ser capaz de ir a la barra y pedir otra

 

Bebo

Bebo

Bebo

pero nunca reviento

y si lo hiciese

estaría dispuesto

en el momento que tu elijas

para una nueva borrachera

para un nuevo enfrentamiento

Bebo / Bebo / Bebo

y dejaría de beber

si tuviera un trabajo

si me hicieras más caso

si supiera que todo este teatrillo que se tienen montado

descompuesto y mal hecho

fuera de alguna forma verdadero

me lo creería

pero ya no te creo

no entiendo tus promesas

no comparto tus principios

no respiro el mismo aire

que tú

ya no crees en lo que escribes

dejaste de hacerlo hace mucho tiempo

y pienso

que si hablaras más despacio

seguiría bebiendo

otra vez más

hasta que toda mi juventud quedase enterrada en un vaso de cerveza

eso básicamente

es el significado

de no hacer bien las cosas

de no ir por el camino recto

de seguir bebiendo

dentro de una ballena gigantesca

con un montón de peces ahogados dentro

pidiendo más alcohol y delirio

una nueva canción

para no estar tan tristes.

Publicado en Está en venta el jardín de los cerezos (Literatura) | Etiquetado | Deja un comentario